Iniciaron el año con mucho optimismo, sin embargo a escasos tres días de enero los locatarios del comercio ubicados en el centro de San Pedro Sula lo perdieron todo a causa del fuego, ante esta situación y como una empresa que se caracteriza por estar presente para el pueblo hondureño, Loto una vez más se sumó para brindar apoyo a las los afectados del siniestro.

La donación llevada a través de los colaboradores voluntarios de Loto consiste en provisiones de alimentos de primera necesidad entregadas a los locatarios que perdieron toda su mercadería, esta entrega se traduce en esperanza para muchas familias que dependen de las personas que estaban al frente de los negocios y que gracias a Loto podrán tener alimento en sus mesas para los próximos días.

La gerente de Responsabilidad Social Empresarial, Carlota Figueroa, mencionó que estas acciones de solidaridad se realizan de manera constante ya que uno de los objetivos de Loto es estar siempre presente para apoyar a quienes lo necesitan.

Familias enteras fueron afectados por este incendio.

Las donaciones consistían en granos básicos y otros elementos para la alimentación de las familias.

LOTO se hizo presente en tiempos de dificultad.