Una frase por Verna Myers, experta en diversidad dice: «Diversidad es que te inviten a la fiesta, inclusión es que te saquen a bailar». Me parece que es una frase muy interesante, fácil para comprender la importancia de contar con oportunidades para todos.

Para los negocios es cada vez más crítico el tema de diversidad e inclusión, y se vio evidenciado desde el 2015 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, para lo cual hemos realizado pasos importantes hacia adelante.

FUNDAHRSE a través de sus diferentes formaciones para los representantes de las empresas miembro, ha introducido el tema con el propósito de construir una cultura verdaderamente diversa e inclusiva.

Hemos trabajado con el personal de los departamentos de talento humano, de responsabilidad social empresarial (RSE), entre otros, para incidir en los procesos de contratación de personas con discapacidad, atraer y retener la fuerza laboral, por ejemplo.

Ser diversos e inclusivos, aparte de mejorar la comunicación interna y externa de la empresa, también crea ventaja sobre los competidores, aumenta la satisfacción de los colaboradores, reduce conflictos, mejorando la colaboración y la lealtad de los colaboradores y nos ayuda a gestionar la reputación.

En el país hay mucho camino que recorrer, y estamos trabajando para que podamos ser diversos e inclusivos en muchas formas que se puede lograr serlo, sin importar el grupo étnico, país de procedencia, raza, habilidad, orientación sexual, edad, intereses personales, entre otros.

Diversificar nuestra fuerza laboral es una necesidad latente, es imperativo que tengamos conciencia sobre este tema respetando y aprovechando las diversas perspectivas y permitiéndonos alejarnos de los prejuicios que solo empobrecen nuestro progreso en el camino de la sostenibilidad.

Mario R. Faraj, presidente de FUNDAHRSE.