Nuestra experiencia en la promoción de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) nos ha enseñado que generar conciencia sobre la prevención de riesgos no es tarea fácil. Hoy nos enfrentamos ante dos temas torales para Centroamérica: la pandemia del COVID-19 y el Huracán Eta, esto sin tomar en cuenta que pronto uno de los países más potentes en el mundo tendrá nuevo presidente y que, regiones como la nuestra dependen ampliamente de estas decisiones.

Este día solo quiero hacerle saber de la importancia de la responsabilidad colectiva. Usted como cabeza de casa debe cuidar por su bienestar y el de la familia, tomar decisiones que vayan acorde a la protección de su hogar, su entorno, esto siempre y cuando no ponga en riesgo su vida y la de los suyos.

Las autoridades de nuestro país están realizando lo que pueden con lo que tienen, sin embargo, este es un problema que viene desde hace muchos años, pero si tomamos como una referencia el Huracán Mitch, han pasado ya, 22 años. ¿Cuántos puentes se han destruido actualmente?, ¿cuántas colonias están inundadas? ¿cuántas familias están repitiendo la historia? Si contrastamos la información de 1998 con la de 2020, creo que el progreso, es poco.

Lastimosamente no estamos acostumbrados o educados, mejor dicho, a identificar los riesgos para prevenirlos, de hecho, ni los identificamos, ni los prevenimos, ni nos preparamos para enfrentarlos, solo para resolverlos. La palabra resiliencia es nueva para muchos y esta ya debería ser parte de nuestros planes de contingencia. Realmente deseamos que lo que está sucediendo no cobre vidas humanas y que sea una oportunidad más para progresar como nación.

Mateo Yibrin, Presidente de Fundahrse.