La igualdad de género es un tema fundamental para el desarrollo sostenible de los países en el mundo, aún más en los países latinoamericanos quienes contamos con otros temas críticos que también afectan el progreso social y económico de la sociedad.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través del objetivo 5, pretende que más niñas y mujeres se empoderen, además de asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

La competitividad de los países es afectada por la baja participación laboral de las mujeres a nivel empresarial y es en donde la Responsabilidad Social Empresarial viene a ser una herramienta efectiva para lograr la igualdad de género en el ámbito laboral.

En la materia de público interno de la RSE es fundamental, por lo que la igualdad de género pasa a ser un indicador importante para medir el alcance de los objetivos propuestos en este tema. El plan de igualdad también incluye la parte de diversidad, asimismo, la igualdad salarial estableciendo garantías de iguales condiciones para mujeres y hombres.

La igualdad de género no solo mejora la reputación de las empresas, es un tema que, sí es desarrollado de manera genuina, mejoran el ambiente y la productividad laboral. Siendo un factor de medición de calidad dentro de la empresa, adquiere mayor flexibilidad y capacidad de adaptación al cambio.

La igualdad de género es responsabilidad de todos, desde el Estado, la sociedad civil y el sector privado, porque es un derecho humano, reconocido por todos los países y diferentes instituciones jurídicas, además con transversalidad con la Responsabilidad Social Empresarial.

Mateo Yibrin, Presidente de Fundahrse