Los centros educativos públicos presentan importantes retos en cuanto a la infraestructura para el saneamiento básico, impactando negativamente en la salud y bienestar de la niñez, aún más ante la reanudación de la modalidad presencial en contexto de pandemia por Covid19. Es por eso que Fundación Agrolíbano, ha priorizado las condiciones para el saneamiento básico y gestiona a través de aliados proyectos para la mejora.

En este sentido, en la escuela Adolfo López Canales, de la comunidad Altos del Estiquirín, se está construyendo un módulo sanitario con baños, fosa séptica, lavamanos, pila, cisterna y tanque aéreo con sistema de bombeo, a fin de garantizar el acceso al agua para la higiene. Además, en la misma comunidad se construye otro módulo sanitario con baños, pila y fosa séptica, en el centro de atención a la primera infancia, donde se realizan las actividades de vigilancia nutricional y estimulación temprana. Este proyecto es financiado por Honduras Outreach Inc. (HOl), organización que contribuye a la mejora de condiciones de vida en comunidades de la zona sur en alianza con Fundación Agrolíbano, aportando así a los ODS 3, 4, 6, 16 y 17.