Luz y Fuerza de San Lorenzo (Lufussa) consolidada como una empresa socialmente responsable, recibió por octavo año consecutivo el sello de Fundahrse que la acredita como una empresa comprometida con los principios de responsabilidad social empresarial, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la iniciativa del Pacto Global de Naciones Unidas.

Inició operaciones en 1994, con el propósito de suministrar la energía eléctrica que necesitaba el país bajo los estándares más altos de calidad y confiabilidad. Desde esa fecha hasta la actual, ha impulsado diversos proyectos sociales a través de tres pilares: Ambiente, Comunidad y Educación. En el 2019 se sumó a la iniciativa del Pacto Global de Naciones Unidas para dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Por más de 27 años, Lufussa ha emprendido acciones positivas que han aportado al desarrollo económico de la zona sur del país e invirtiendo en obras sociales que buscan mejorar la calidad de vida de los habitantes en las comunidades de influencia cerca de la Empresa.

Iluminando la esperanza de las comunidades

Entre los proyectos que se han ejecutado en las comunidades destacan las brigadas médicas, jornadas de desparasitación, campañas de vacunación, jornadas de fumigación y dotación de medicinas a centros de salud de las comunidades. También ha contribuido a mitigar la sequía con el suministro de agua permanente a los hogares a través de cisternas que son enviadas por la empresa a las comunidades. A través del proyecto “Pisos Saludables” se han beneficiado 1,200 personas con la remodelación de 240 viviendas que tenían piso de tierra y ahora disponen de piso de cemento.

Para la preservación de los recursos naturales Lufussa junto a la Fundación Kafie lideraron el proyecto “Arrecifes Artificiales”, donde sumergieron en el Golfo de Fonseca 180 domos que ayudan a crear un hábitat artificial y permite la proliferación de peces apoyando de esta manera a 1,000 familias que viven de la pesca en la zona sur.

Adicional, Lufussa promovió la siembra de 1,000,000 de árboles junto al Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) bajo el convenio “Vamos a plantar”, para restaurar zonas afectadas por el gorgojo descortezador del pino, los incendios forestales y la protección de cuencas de agua en la ciudad capital y áreas protegidas silvestres.

Hasta la fecha, la empresa ha generado grandes acciones en beneficio de las comunidades, entre ellos: la liberación de 560.000 tortugas en el Golfo de Fonseca, el apoyo a unas 3,000 personas beneficiadas con el programa Alimento por Trabajo a pescadores; la entrega de 20 millones de galones de agua al municipio de San Lorenzo o la donación de 1.000 pupitres a escuelas de escasos recursos.

Apoyo en momentos difíciles

Durante la pandemia Lufussa se proyectó con las comunidades donando raciones de alimentos con productos de la canasta básica beneficiando a más de 400 familias y 2,000 personas en las entregas. Asimismo, luego del impacto de los huracanes Eta y Iota, realizó la donación de víveres y ropa, a través de la Cámara de Comercio Alemana y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP).

“Por más de dos décadas Lufussa ha tenido una fuerte proyección social, hemos estado cerca de las comunidades y hemos emprendido proyectos que beneficien a esa población, como empresa queremos promover el desarrollo y buscar el bienestar de las comunidades cercanas a nuestra planta, queremos trabajar con ellos para juntos ver el desarrollo de estas zonas”, expresó Miriam Kafie, coordinadora de RSE de Lufussa.

Con mucho orgullo Lufussa seguirá comprometida con contribuir a mejorar el nivel de vida de las comunidades vecinas e impulsar el desarrollo social y económico de la zona sur.

Fondos entregados, fruto de Maratón Color Lufussa a Hospital del Sur.

Domos, arrecifes artificiales que provocan un hábitat adecuado para el crecimiento de la vida marina en el Golfo de Fonseca

Liberación de la tortuga golfina en el sur.