fbpx

FUNDAHRSE

Inicio

Desde el 2010, la OIM implementa el Programa Regional sobre Migración, en adelante “el Programa”, con fondos de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM), del – Departamento de Estado de los Estados Unidos. Su accionar se centra en fortalecer las capacidades gubernamentales para gestionar la migración de forma sostenible y humana.
Los cuatro resultados del Programa son:

  1. Gestión de la migración.
  2. Alianzas y Cooperación.
  3. Emergencias y Crisis Migratorias.
  4. Comunicación para el Desarrollo.

Bajo el resultado III del Programa se busca aumentar la preparación y respuesta a situaciones de emergencia y crisis migratorias; centrada en la inclusión de las personas migrantes desde la preparación, respuesta y post crisis de la emergencia. Es así como la OIM Honduras fortalece las capacidades de entidades de gobierno, sociedad civil, humanitarias y de empresa privada que apoyan a la población migrante.

Es importante señalar que las crisis migratorias tienen varias caras, por lo que esta expresión se puede referirse a migrantes internacionales que una vez en su país de destino se ven afectados por una crisis, o bien a los flujos migratorios resultantes de la inestabilidad y conflictos prolongados en un mismo país o región; entre otros posibles panoramas. Cada panorama requiere una respuesta centrada en la dignidad y el goce de los derechos humanos.

Para el caso, el flujo de personas migrantes que ingresan de forma irregular por Honduras según estadísticas reportadas por el Instituto Nacional de Migración (INM) durante el 2022 y 2023 alcanzó cifras históricas de 188,858 y 733,091 ingresos anuales respectivamente, contabilizando en diferentes meses del año un aproximado diario de hasta 1500 personas. En el 2023 la cantidad de personas migrantes que cruzaron de manera irregular casi cuadruplicó las que cruzaron durante 2022, sobrepasando el medio millón de personas lo que representa un aumento aproximado del 388%.

En lo que va del 2024, con datos del 01 de enero hasta el 09 de junio, el INM reporta un total de 230,674 ingresos de personas migrantes. En su gran mayoría las personas migrantes en condición irregular que se encuentran en tránsito por el país se enfrentan a fuerte condiciones de vulnerabilidad, entre ellos la violación a sus derechos humanos, la exposición a los fenómenos hidrometeorológicos, ambientales y los efectos del cambio climático, el riesgo ante la trata y tráfico de personas, la xenofobia; a su vez, presentan necesidades humanitarias de protección y supervivencia, como acceso a servicios de salud, transporte, alimentos, ropa, kit de higiene, entre otros.

El Gobierno de Honduras a través del INM, así como una cantidad considerable de ONGs locales e internacionales se han sumado a la respuesta por un tránsito digno de las personas migrantes que atraviesan el país, sin embargo, los fondos siguen siendo limitados e insuficientes; los costos de mantenimiento de los albergues temporales y otros servicios de protección son elevados y constantes, por lo que la OlM en Honduras se suma a la contribución ante este reto humanitario con sus diferentes programas y proyectos, a la vez que incide en la vinculación de nuevos actores a la respuesta.

Las Directrices para la protección de los migrantes en países afectados por conflictos o desastres naturales de la Iniciativa Migrantes en Países en Situaciones de Crisis (MICIC) de la OIM, señala que en momentos de crisis, hemos de percatarnos una y otra vez que no se puede actuar de manera aislada; los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil han de aunar esfuerzos para prestar una asistencia rápida y flexible que salve vidas, acreciente la protección, disminuya las vulnerabilidades, mejore las respuestas y promueva el desarrollo social.

Por su parte La Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (FUNDAHRSE), es una organización sin fines de lucro, apolítica, no religiosa cuyo principal objetivo es la promoción de la Sostenibilidad y la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), entendida como un compromiso continuo de las empresas para contribuir al desarrollo económico sostenible, mejorando la calidad de vida de sus colaboradores y sus familias, así como de la comunidad local y de la sociedad en general.

FUNDAHRSE ha promovido la gestión de negocios responsable e impulsado la competitividad de la pequeña, mediana y gran empresa a través de la integración estratégica del respeto por los valores éticos, las personas, la comunidad y el medio ambiente en su toma de decisiones y gestión empresarial, con el fin de agregar valor al negocio y a la sociedad en su conjunto.

Ante el actual contexto país, la OIM y FUNDAHRSE integran esfuerzos para desarrollar espacios de sensibilización dirigidos a los interlocutores de la RSE del Sector Privado de Honduras que conforman la membrecía activa de FUNDAHRSE en la zona norte y centro del país; incentivando así la participación en la repuesta que las pequeñas, medianas y grandes empresas pueden brindar desde la asistencia y acciones de desarrollo ante los contextos de migración en Honduras. El mensaje principal de estos dos eventos se centra en conocer e involucrarse con la comunidad y lo que está pasando a su alrededor. Honduras necesita de todos los sectores. La respuesta a los movimientos masivos de las personas migrantes es un reto para el país. Los efectos ambientales y sociales de la movilidad humana requieren el apoyo de todos. A la vez, el bienestar de las personas migrantes en tránsito debe ser digno, que sus derechos humanos se cumplan y promover la erradicación del racismo y Xenofobia.

en referencia al Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular estas acciones se enmarcan en los siguientes objetivos: El Objetivo 2: Minimizar los impulsores adversos y los factores estructurales que obligan a las personas a abandonar su país de origen, el cual contiene una sección sobre desastres de origen natural, los efectos adversos del cambio climático y la degradación ambiental. Objetivo 7: Reducir las vulnerabilidades, el cual refiere al compromiso a responder a las necesidades de las personas migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad que pueden derivarse de las circunstancias en las que viajan o de las condiciones a las que se enfrentan en los países de origen, tránsito y destino, prestándoles asistencia, y protegiendo los derechos humanos.

 

Jhoisy Perez, directora de programas de FUNDAHRSE brindando unas palabras de bienvenida para el taller.

 

Participantes del taller “Honduras para Todos”

 

Participantes del evento en la dinámica rompe hielo.

 

Estatua viviente “Es momento de tomar acción ante el cambio climático”

 

Estatua viviente “Donde sea que vaya, se deben de respetar sus derechos”

 

Estatua viviente “Creando oportunidades y apoyo al emprendedor local”

 

Foto grupal de todos los participantes que asistieron al Taller “Honduras para Todos”

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *