A medida que la pandemia de COVID-19 continúa afectando con mayor fuerza a las personas vulnerables de la sociedad, DINANT ha ampliado su programa de apoyo para proveer suministros esenciales y gratuitos a más comunidades que lo necesitan.
Dinant ha ayudado hasta ahora un total de 100,000 personas de 71 comunidades en todo Honduras proporcionando de forma gratuita 200,000 libras de alimentos, 40,000 litros de desinfectante y 40,000 unidades de jabón de lavandería.
El vocero de la empresa, Roger Pineda, dijo: “Nadie sabe cuándo terminará la pandemia, pero el apoyo de DINANT a las familias vulnerables de las comunidades continuará sin cesar. El COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la salud así como el sustento de muchas personas, pero la empresa está decidida a continuar apoyando a sus leales clientes y comunidades cercanas durante el tiempo que sea necesario.»
Si bien muchas empresas se han visto gravemente afectadas por el impacto económico de la pandemia de COVID-19, las autoridades hondureñas le han permitido a DINANT continuar con la producción y distribución de muchos productos considerados esenciales, como ser los alimentos, jabones y desinfectantes. Asimismo, DINANT ha mantenido su responsabilidad social y su compromiso con la protección del medio ambiente.
El Sr. Pineda continuó: “El mantener las operaciones ha sido crucial, pero nuestra prioridad en todo momento ha sido la salud y la seguridad de nuestros clientes, colaboradores y socios comerciales. Desde el comienzo de la pandemia global, hemos fortalecido aún más nuestras prácticas líderes en la industria con una variedad de medidas preventivas que mantienen seguras a las diferentes partes interesadas, así como nuestros productos. Nuestros colaboradores han lidiado admirablemente con el aumento de la demanda de los consumidores y nos sentimos orgullosos de toda la familia DINANT.
Comunidades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Zacate Grande, Comayagua, Lean y Aguán continuarán beneficiándose del programa de apoyo de DINANT.

Dinant ha donado productos de alimentos y sanitizantes a 100,000 personas en 71 comunidades.