Dinant está brindando apoyo adicional a  comunidades locales que continúan siendo afectadas por el impacto en curso del COVID-19 y los huracanes seguidos que afectaron a Honduras en noviembre de 2020.

Desde inicios del año, Dinant ha donado más de 50,000 libras de alimentos a 40 comunidades locales ubicadas cerca de sus centros operativos, beneficiando a aproximadamente 6,000 familias en Comayagua, San Pedro Sula, Lean, Aguán y la Isla Zacate Grande.

Esto suma las contribuciones totales de Dinant desde que comenzó la pandemia del COVID-19 a 250,000 libras de alimentos, 40,000 litros de productos desinfectantes y 40,000 barras de jabón donados a más de 106,000 familias de 71 comunidades en todo Honduras.

El portavoz de la compañía, Roger Pineda, expresó: “Estos últimos 12 meses han sido sin precedentes para todo el mundo, pero particularmente para los hondureños que han sufrido no solo por la pandemia global, sino también por dos huracanes consecutivos que generaron daños a fines del año pasado. Dinant tiene un sofisticado Programa de Relacionamiento Comunitario, y me complace que hayamos podido priorizar el apoyo a las personas locales que han sido entre las más afectadas por el COVID-19 y los desastres naturales.”

Además de las donaciones de alimentos y productos de limpieza, Dinant ha proporcionado kits educativos a 600 niños de educación primaria para apoyar su retorno a la escuela Conteniendo mochilas, cuadernos, lápices y otros útiles escolares, los kits fueron entregados a nueve escuelas ubicadas en las comunidades de Comayagua y la Isla de Zacate Grande.

El señor Pineda continuó, “Dinant se enorgullece de apoyar a nuestras escuelas locales. Además de brindar insumos, hemos financiado el empleo de 12 maestros de educación primaria y secundaria en los valles de Leán y Aguán desde 2007, brindando educación directa a más de 4,200 niños desde que comenzó el programa.”