A 200 metros de la Fortaleza de San Fernando en Omoa se encuentra la casa hogar Línea de Vida donde viven un grupo de señoritas encantadoras. Karlita, como le dicen cariñosamente, requería una silla de ruedas para poder realizar una de sus actividades favoritas, pasear en la playa.

Debido al síndrome de Lennox-Gastaut, que padece Karlita, se le dificulta caminar sin ser cargada por sus cuidadores y compañeras. El Ingeniero Emilio Medina Sagastume por medio del Beneficio de Café Montecristo (Becamo) ayudó a Karlita a cumplir su sueño. El día 23 de Agosto se realizó la entrega de la donación a la casa hogar quienes la recibieron con mucho entusiasmo y agradecimiento.

Momentos de la entrega de la silla y donación a la casa hogar.

Becamo se caracteriza por sus múltiples donativos y apoyo a las fundaciones y organizaciones hondureñas

Parte de las iniciativas de RSE de Becamo incluye el apoyo a las organizaciones de las que sus colaboradores forman parte.