Childfund, en asocio con Plan Internacional y Educo, realizaron el lanzamiento del programa Camino Protegido de manera virtual y ante la presencia y acompañamiento de autoridades de estas instituciones, autoridades gubernamentales y el público en general por medio de las redes sociales.

Camino Protegido es un programa regional multipaís y multiorganización, el cual tiene presencia en México, Guatemala y Honduras, a través de ChildFund International y Plan Internacional, y en El Salvador, por medio de Plan Internacional y Educo, y va a durar desde marzo del 2020 hasta maro del 2023.

El principal enfoque es el apoyo a las y los migrantes, desde el programa se cree firmemente en que las niñas, los niños, los adolescentes y sus familias merecen la oportunidad de seguir sus sueños y alcanzar un futuro prometedor, sin embargo, existen ciertas condiciones que hacen imposible que algunas familias permanezcan juntas en su país de origen.

Los principales objetivos son:

  1. Reconocer el valor y la dignidad humana de las niñas y los niños, adolescentes y las personas migrantes fortaleciendo la atención y los servicios que reciben a través de nuestros socios locales.
  2. Incrementar las capacidades y la responsabilidad de los sistemas de protección existentes, mejorando las capacidades de los funcionarios gubernamentales y consulares, instándolos a asumir una mayor responsabilidad en el trato que dan a los migrantes.
  3. Sensibilizar a las comunidades sobre la migración mejorando la capacidad y el conocimiento dentro de las comunidades, ayudándolos a comprender las realidades y los riesgos de la migración irregular, la importancia de apoyar a los migrantes que regresan y la idea de que cruzar una frontera no implica renunciar a sus derechos humanos.

Rodrigo Bustos, director de ChildFund en Honduras, expresó el compromiso que se debe de tener ante esta problemática: “tenemos la obligación y la responsabilidad, como organizaciones, de actuar. Desde hace un año empezaron los equipos de manera conjunta a trabajar e idear cuál sería nuestro valor agregado para apoyar a la niñez, adolescencia, así como a sus familias que deciden emprender este viaje de alto riesgo”.

El programa busca mitigar la clara y creciente necesidad de protección para las niñas, los niños y jóvenes en espera, en procesos de asilo, en albergues y comunidades a lo largo de toda la ruta migratoria; así también, para aquellos que regresan a su país de origen.

Logo de la campaña.