Recientemente se lanzó oficialmente la iniciativa Educación Digital Segura gracias a la cual más de 800 niños y niñas de 17 centros educativos tendrán acceso a dispositivos especiales, que no necesitan de conectividad de internet y crean un ambiente con acceso controlado a programas y plataformas que garantiza la protección y seguridad de la niñez.

ChildFund ejecuta este proyecto con un monto de 4 millones 300 mil lempiras para el año escolar 2022, en una fase piloto, en Santa Bárbara y Sur de Francisco Morazán con el objetivo de contribuir a la ampliación de la educación digital y la digitalización para que los niños, niñas y adolescentes mejoren sus aprendizajes escolares y cuenten con las habilidades necesarias para sentirse seguros, ser resilientes y mantengan relaciones positivas.

Al lanzamiento de esta iniciativa que busca fortalecer las competencias digitales de los niños para aprendizajes, asisten alcaldes, docentes, autoridades educativas, departamentales, niños y niñas de las escuelas participantes, que recibieron en custodia los equipos que les permitirán un acceso seguro al mundo digital.

Con este proyecto se espera mejorar los niveles de logro de las competencias de español y matemática de niños y niñas de primero a sexto grados de educación básica, pues según las estadísticas es en estas dos áreas que hay una pérdida en el aprendizaje de al menos un 30%. Su implementación se estará realizando con el acompañamiento y aval de la Secretaría de Educación, ente que garantizará la calidad del proceso de aprendizaje, el apoyo técnico de la organización Mundo Posible, además con el acompañamiento de los socios locales ADASBA, CASM y Acción Honduras.

ChildFund considera que las niñas y los niños deben contar con todas las condiciones necesarias y seguras para retomar la actividad académica, sobre todo en el medio de una pandemia tan fuerte como la que vivimos. Su visión es “Un mundo en el que infantes, niñas, niños, adolescentes y jóvenes puedan ejercer sus derechos y alcanzar su potencial” por ello desde 1982 están en Honduras aportando para que las condiciones de vida mejoren, que se cumplan sus derechos, entre ellos la educación que es fundamental.

ChildFund International trabaja en toda Asia, África y América para conectar a los niños y niñas con lo que necesitan, para crecer sanos, educados, capacitados y seguros, sin importar dónde estén. El año pasado, llegamos a 13,6 millones de niños y niñas y familiares en 24 países. Alrededor de 200.000 estadounidenses apoyan nuestro trabajo patrocinando a niños y niñas individualmente o invirtiendo en programas de ChildFund.

Al lanzamiento de esta iniciativa que busca fortalecer las competencias digitales de los niños para aprendizajes, asisten alcaldes, docentes, autoridades educativas, departamentales, niños y niñas de las escuelas participantes.