En el marco de la alerta sanitaria del COVID-19, Walmart de México y Centroamérica procura mejorar la calidad de vida de las personas, ayudar a las familias y grupos en condición vulnerable y garantizar el abasto adecuado de productos de primera necesidad para las familias en un entorno seguro para sus clientes y asociados.

En este espíritu, esta semana se hizo efectiva la donación de 200 kits de alimentos y 200 kits de limpieza e higiene personal.
Estos productos, que fueron oficialmente entregados en Walmart El Sauce de la capital, serán distribuidos por Fundación de Niños Con Cáncer entre los padres y pacientes más vulnerables por su condición económica y grado de exposición al contagio del Covid-19.

Lynda Marin, vocera de Walmart en Honduras, dijo “somos una empresa que comparte valor y en tiempos de emergencia, hoy más que nunca estamos trabajando y apoyando a las comunidades, para el caso, sabemos los retos que están enfrentando los pacientes con cáncer y quisimos sumarnos a ellos para apoyarles a afrontar la batalla”.

Por su parte, Nubia Mendoza de Zúniga, Presidenta de Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, dijo que esta donación es muy importante porque “nos ayudará a propiciar y garantizar una alimentación balanceada para todos nuestros pacientes que se encuentran luchando valientemente por su vida con el tratamiento de cáncer pediátrico”.

Estos niños son un grupo vulnerable o de alto riesgo ya que su sistema inmunológico se encuentra debilitado producto de la aplicación de quimioterapias y el consumo de otros fármacos.

Gracias a la donación de Walmart de México y Centroamérica, los padres y sus hijos tendrán kits de bioseguridad que les permitirán minimizar la posibilidad de contraer el virus Covid-19.

Actualmente, Fundación de Niños con Cáncer atiende a 996 pacientes activos en tratamiento a nivel nacional con alto grado de vulnerabilidad.

La fundación brinda tratamiento oncológico y no oncológico pediátrico gratuito a niños diagnosticados con cáncer entre las edades de 0 a 18 años. El tratamiento incluye ayuda sicosocial, exámenes de laboratorios, biopsias, alimentación, transporte y hospedaje en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula.