CARGILL-edit

En el mes de Marzo, Cargill entregó una Cocina Escolar No.52 y un nuevo Jardín de Niños en la comunidad de Balibrea, Siguatepeque, gracias al aporte y gran compromiso de los voluntarios de Agricultura en este sector.

Los alumnos de preescolar, recibían sus clases en el salón comunal de la aldea, y ahora con este nuevo proyecto cuentan con un amplio espacio muy bien acondicionado para que más de 35 niños que asisten, sumado al resto de la población infantil de los alrededores que ahora también será atendida, tengan acceso y calidad educativa.

El Jardín Carita Feliz de Balibrea, se convierte en un centro modelo, de acuerdo a lo expresado por Esperanza Arita, Presidenta del Patronato y otros padres de familia que acompañaron la entrega, ya que además cuenta con una Cocina Escolar con todas las condiciones para asegurar y fortalecer la merienda diaria de los niños.

Cargill agradece a cada uno de los voluntarios que hacen realidad este nuevo proyecto, y muy especialmente a Jerson Claros, Santos Urquía y Angel Espinal quienes lideraron y realizaron la construcción del mismo con muchas horas de servicio.

También se extiende el agradecimiento a los proveedores: Enercon, Constructora ZACO, MyG Inversiones y doña Eda Fiallos por los insumos y aportes que ofrecieron para este proyecto educativo integral.

Los voluntarios de Siguatepeque y Cargill recibieron reconocimiento por parte del Patronato de Balibrea y los padres de familia.

Los niños recibieron kits escolares por parte de los voluntarios en las nuevas instalaciones.

Los voluntarios de Siguatepeque y Cargill recibieron reconocimiento por parte del Patronato de Balibrea y los padres de familia.

Los voluntarios de Siguatepeque y Cargill recibieron reconocimiento por parte del Patronato de Balibrea y los padres de familia.