Definitivamente que la situación que estamos viviendo con el COVID19 dejará una huella que nos cambie totalmente la forma en que hemos vivido y actuado. Es decir, para los sectores productivos y empresas iniciará una nueva era, que desafiarán la forma de hacer negocios.

La Responsabilidad Social Empresarial la estamos llevando a otro nivel, este engranaje conformado por los actores de la sociedad debería trascender, que este nuevo movimiento pueda construir un mundo mejor, a partir de  todo el aprendizaje que estamos adquiriendo.

Hemos visto como la solidaridad se ha visto materializada por aquellas organizaciones que han puesto a disposición su capacidad para atender la escasez de recursos para combatir este virus ante las poblaciones más vulnerables.

Debemos ir pensando en los días después de esta crisis, podemos desde ya asumir el compromiso genuino con nuestros colaboradores para protegerlos y buscar soluciones creativas e innovadoras para ellos, involucrarlos en este proceso y asegurar la continuidad de los negocios.

Todos somos parte de la solución, desde nuestras capacidades e instancias, trabajando juntos podemos superar esta situación, hay un frase que calza muy bien en estos momentos, «la unidad hace la fuerza» y eso es lo que deseo para mi país, que trabajando juntos podamos ofrecerle a otras generaciones algo mejor, una sociedad que pudo lograr superar los desafíos actuales.

Mateo Yibrin, Presidente de FUNDAHRSE.