Hasta ahora se han beneficiado más de 8800 familias con dotaciones de alimentos, kits de higiene e información para la prevención de esa enfermedad, en Santa Bárbara y sur de Francisco Morazán, donde se han priorizado las familias que no tienen trabajo y su sobrevivencia es del día a día, madres solteras, familias en la que falleció el/la proveedora de la casa, quienes no tienen tierra disponible para poder trabajar o producir, familias con niños y niñas con discapacidad, hogares que cuentan en su entorno con una madre embarazada o lactante.

Para ChildFund es de alta preocupación contribuir a la calidad de vida de las niñas, niños, jóvenes y adolescentes, disminuir el sufrimiento y las condiciones adversas que se generan por el Coronavirus, por ello durante esta semana, ampliando y diversificando sus formas de trabajo, lanzó ante la población hondureña su página web y portal de recaudación de fondos, a través del cual la población puede contribuir a esta noble causa, donando desde 50 Lempiras para apoyar a más familias que en este momento lo necesitan.

Según explica Rodrigo Bustos, director de ChildFund en Honduras y Guatemala, “la situación de escasez en las zonas rurales se vuelve mucho más severa en este tiempo, afectando directamente a los niños y las niñas, quienes requieren de alimentación nutritiva, educación, salud y las condiciones que genera la pandemia hacen mucho más difícil que ellos gocen de estos derechos humanos”.

Bustos explica que el impacto de COVID-19 en los niños es cada vez más alarmante, “según las estadísticas mundiales más recientes:

  • El 32% de los niños en todo el mundo que muestran síntomas de neumonía no se llevan a un proveedor de salud para su atención.
  • 2 de cada 5 personas, o 3 mil millones de personas, en todo el mundo carecen de acceso a instalaciones básicas de lavado de manos.
  • Más de 1.500 millones de niños y jóvenes de 188 países se ven afectados por el cierre de escuelas. Los 1.500 millones de estudiantes, incluidos casi 743 millones de niñas, no van a la escuela en todo el mundo.
  • Con 368,5 millones de niños en 143 países que dependen de las comidas escolares, se espera un aumento de la desnutrición.
  • En la mayoría de los países, más de 2/3 de los niños son sometidos a una disciplina violenta por los cuidadores y otra gran proporción de niños son testigos de la violencia en el hogar”.

Entre otras acciones, ChildFund también donó más de 10 mil kits de higiene, valorados 787,000 Lempiras aproximadamente, a través de la Dirección de Niñez y Familia para niñas y niños retornados, para contribuir a la prevención de la Covid19 y a través de sus proyectos está llegando a la población en 10 departamentos del país con diferentes acciones para contribuir a reducir los impactos de esta enfermedad.

Para incrementar el apoyo a las familias afectadas ChildFund está solicitando la solidaridad y el apoyo a hondureñas y hondureños de buena voluntad para llegar a más niñas, niños y sus familias que están en situación de alta vulnerabilidad debido a la pandemia, ¡Dona y solidarízate, apoya a una familia! es la frase con que este día se dirigen a la población.

ChildFund es una ong internacional que trabaja en Honduras desde 1982 a favor de las niñas, niños, jóvenes y adolescentes, mejorando su calidad de vida y promoviendo el cumplimiento de sus derechos, pues su visión es un mundo en el que los niños y niñas puedan ejercer sus derechos y alcanzar su potencial.