El proyecto de Loto que consiste en la entrega de alimentos en solidaridad con la población con discapacidad avanza con éxito ya que 5 centros más recibieron las donaciones de productos de primera necesidad, las instituciones beneficiadas son: La Asociación de Sordos-Ciegos en San Pedro Sula, la Unión Nacional de Ciegos en El Progreso, el Centro de Rehabilitación Gabriela Alvarado en la ciudad de Danlí, la Escuela Nazareth de Juticalpa y la Asociación Abriendo Puertas en Santa Bárbara.

Todas estas organizaciones se dedican a brindar atención y acompañamiento a las personas con discapacidad en diferentes zonas del país, los encargados en cada localidad recibieron las donaciones de alimentos que fueron trasladadas hasta los lugares por grupos de colaboradores voluntarios de Loto.

En cada ciudad se donaron 400 libras de alimentos básicos como arroz, frijoles, azúcar y harinas entre otros productos, haciendo un total de 2,000 libras a granel, lo que representa una ayuda que además de los pacientes con discapacidad beneficia a sus familias que reciben en cada hogar los víveres entregados.

Juticalpa, Escuela Nazareth, en la fotografía Oscar Irías colaborador de Loto junto a Gloria Cubas del centro beneficiado.

Danlí, Centro de Rehabilitación Gabriela Alvarado, en la fotografía aparece Fernando Paguaga colaborador de Loto y la representante de la institución es Alba Talavera.

Santa Bárbara, Asociación Abriendo Puertas, en la fotografía aparece Santos Castro colaborador de Loto y Reinaldo Muñoz de la asociación.

El Progreso, Unión Nacional de Ciegos, en la fotografía Mónica Zúniga colaboradora de Loto y la encargada de la organización.

San Pedro Sula, Asociación de Sordos-Ciegos de Honduras, en la fotografía Maynor López, colaborador de Loto.