Cargill de Honduras comprometido con el bienestar de la población hondureña en estos momentos de crisis sanitaria, se hace presente con una importante aportación que suma más esfuerzos por mitigar la falta de alimentación en las comunidades donde opera.

Cargill participó con la iniciativa de la Fundación de la Zona Sur (FUNDESUR) «Una Libra de Esperanza» aportando una donación de $5000 dólares que equivale a 559 raciones de comida que impactarán de manera positiva la nutrición de cientos de familias en la zona sur del país.

Cada ración estaba compuesta por 19 libras de alimento: 3 libras de frijoles, 3 libras de azúcar, 3 libras de arroz y 3 libras de espagueti, 1 libra de salsas de tomate,2 libras de manteca y 4 libras de Maseca. Raciones que se repartieron en 15 comunidades de los municipios: Triunfo, Marcovia, Namasigue, del departamento de Choluteca.

Este es solo un ejemplo de cómo Cargill está trabajando con organizaciones sin fines de lucro y ONG asociadas en todo el mundo para ayudar a abordar las necesidades de seguridad alimentaria, salud y seguridad y los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria, debido a la propagación de COVID-19.

Además de donaciones monetarias, Cargill está colaborando con organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo para donar alimentos, ingredientes y otros productos de alta necesidad para aquellos que son vulnerables durante esta pandemia. Por ejemplo, Cargill ha donado en todo el mundo casi 1500 toneladas de alimentos a comunidades locales donde viven y trabajan nuestros empleados.

La respuesta COVID-19 global y regional de Cargill se guía por el propósito de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible. Conoce el impacto positivo que Cargill y sus organizaciones socias están logrando en estos países dando clic a: https://www.cargill.com.hn/es/comunidad.