Nestlé Hondureña ratifica su compromiso con el país mediante una donación al pueblo de Honduras de más de 1.6 millones de porciones de alimentos como un aporte solidario para cubrir necesidades de alimentación en la emergencia sanitaria actual. Este aporte fue entregado a la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia, Dinaf, en un trabajo articulado de varias instancias gubernamentales como el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, Sinager, y la Secretaria de Desarrollo Económico.

Las más de 1.6 millones de porciones consisten en una variedad de productos bajo la sombrilla de Nestlé como leche infantil Nido, cereal infantil Nestum, leche Anchor, La Lechera, sopas y consomé de pollo Maggi, colados infantiles Gerber, cereales de desayuno Fitness, Nesquik entre otros productos.

Kim Waigel, Country Manager de Nestlé Hondureña manifestó que esta donación es consistente con el propósito de Nestlé de mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir a un futuro más saludable, “hoy formamos parte del esfuerzo del país por ofrecer una seguridad alimentaria a los hondureños, mediante esta contribución de alimentos de alto valor nutricional a las poblaciones más vulnerables. Nestlé tiene un compromiso de apoyar al país en estos difíciles momentos e impulsar el bienestar y desarrollo de sus comunidades”.

Por su parte, Lolis Salas en representación de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, expresó: “Damos gracias a Nestlé en nombre del gobierno y del pueblo de Honduras por este importante y oportuno aporte, sin duda es un gran alivio para muchos compatriotas que recibirán esta ayuda, especialmente nuestros niños y adolescentes. Con esta donación apoyaremos nuestro protocolo de emergencia por COVID-19 de atención a la infancia desprotegida”. A la vez, comunicó que la donación será distribuida en las 151 Instituciones Residenciales de Cuidados Alternativos, Ircas, y Centros de Paso con los cuales la Dinaf tiene convenios y se les brinda atención y cuidado a niñas, niños y adolescentes. También incluirá madres solidarias y familias de protección temporal, monitoreadas a través de las Oficinas Regionales de la Dinaf, ubicadas en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Santa Rosa de Copán, La Ceiba, Comayagua y Choluteca.

El donativo de Nestlé será un aporte para salvaguardar a infantes en desprotección y, de manera especial, a los que viven en riesgo social. De esta manera, Nestlé ratifica el compromiso y el apoyo en estos difíciles momentos y forma parte de la solución para cuidar a nuestra gente e impulsar la recuperación social y económica del país.