Dinant es testigo de un incremento en el número de jaguares deambulando en su Centro de Conservación de Vida Silvestre(WLCC por sus siglas en inglés) en la Costa Atlántica de Honduras.

El área de conservación de Dinant consiste de varios cientos de hectáreas de pinares, bosques latifoliados y zonas pantanosas cercanas a una de las plantaciones de Palma Aceitera de la empresa. Esta área permite que especies autóctonas como el jaguar y el venado de cola blanca puedan desarrollarse. En Honduras, en la reserva de vida silvestre de Dinant, se ha documentado el mayor número de jaguares con relación al tamaño del área. Usando cámaras con sensores de movimiento estratégicamente ubicadas y el uso de collares satelitales, biólogos han logrado rastrear varios jaguares dentro del área de varios cientos de hectáreas.

El vocero de la compañía, Roger Pineda, expresó: “Por muchos años, Dinant ha protegido miles de hectáreas de selva tropical y ha gestionado programas de reproducción, cría y liberación de especies indígenas en peligro de extinción en la Costa Atlántica de Honduras.  Nos sentimos enormemente orgullosos del rol que estamos teniendo en preservar y mejorar el número de jaguares en la región».

Dirigida por un equipo de especialistas y respaldada por los recursos técnicos y financieros de Dinant, la reserva de vida silvestre en la Costa Atlántica es monitoreada por The Panthera Corporation y Washington State University (WSU), los cuales consideran que esta reserva es esencial para fines de conservación en Honduras, ya que representa un número notablemente alto de jaguares, con múltiples especímenes capaces de reproducirse que están ayudando a preservar la especie. Panthera y WSU creen que la gran cantidad de jaguares que se ven en la reserva de la Costa Atlántica se debe a la gran abundancia de fuentes de alimentación como ser el venado de cola blanca y la excelente protección del sitio.

El investigador de la Washington State University, Travis King, declaró: “Obviamente, Dinant y el personal de la reserva han hecho un trabajo fenomenal protegiendo la vida silvestre en su reserva de la Costa Atlántica. Nunca he encontrado a un personal más dedicado a su trabajo por proteger a esta reserva privada y dispuestos a escuchar recomendaciones para mejorar sus prácticas de conservación en la reserva con el propósito de crear un equilibrio entre las bien manejadas practicas agroindustriales y el bosque protegido. Como resultado, un bosque rico en jaguares, con muy alta diversidad de especies (con muchas especies, raras de poder encontrarse en otras partes de Honduras), y un bosque bien conservado. Por ende, la reserva actúa como un bastión de protección y esperanza a lo largo de la Costa Norte de Honduras para estas especies. Si las zonas pantanosas y los bosques adyacentes pudieran también convertirse en una reserva, toda la región sería extraordinaria.»

Franklin Castañeda, director de Panthera en Honduras, afirmó: “Después de 25 años de estudiar la vida silvestre, por primera y única vez, pude ver y fotografiar un jaguar en estado salvaje en el Centro de Conservación de Vida Silvestre de Dinant. La abundancia de jaguares y sus fuentes de alimentación en este bosque protegido es impresionante.”

El centro de conservación de vida silvestre de la Costa Atlántica de Dinant está implementando programas de educación ambiental para generar conciencia entre las comunidades locales. Además, Dinant dirige capacitaciones para pequeñas y medianas empresas agrícolas sobre la mejora de la gestión técnica de hatos ganaderos como parte de su amplio programa de sostenibilidad. La protección y el mantenimiento de la reserva está a cargo de un equipo de científicos nacionales e internacionales. Dinant también apoya el programa de Panthera de conflicto entre felinos y ganado, colaborando en capacitaciones a ganaderos de regiones vecinas.

El Sr. Pineda agregó, “Debido a las practicas orgánicas de Dinant, la reducción de fertilizantes químicos y la prevención de la erosión de suelos, nuestras plantaciones de palma aceitera en los alrededores están registrando un significativo aumento de la cobertura vegetal natural que se vuelven una extensión de la reserva natural brindando nutrición, refugio y más espacio para deambular a las especies en peligro de extinción”.

Jaguares en el Centro de Conservación de Vida Silvestre de Dinant son monitoreados con cámaras con sensores de movimiento. Créditos de foto: Franklin E. Castañeda, Director de Panthera en Honduras.