La Implementación de la RSE en las empresas

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), está dentro de la agenda de muchas empresas que han sentido la necesidad de incorporar este concepto dentro de su estrategia de negocios.

Algunas empresas han confundido el concepto de filantropía con el de responsabilidad social empresarial, argumentando que ellos lo han puesto en práctica desde siempre, sin embargo, cuando profundizan  en el concepto de RSE se dan cuenta de que no es así y asumen con humildad su error, demostrado estar dispuestos a romper antiguos paradigmas.

Para la integración de la RSE en la estrategia de la empresa es necesario contar con un sistema de gestión y análisis para plantear objetivos precisos y lineamientos claro en la organización.

Una empresa socialmente responsable debe ser congruente con sus valores, misión y visión. La RSE es una práctica que implica la gestión estratégica, lo que significa, realizar las acciones de manera constante y permanente con lugar a mejora.

Al momento de establecer una estrategia sostenible, se deberá tener en cuenta la singularidad y las particularidades de cada empresa, estableciendo objetivos, estrategias y planes a largo plazo acorde con el tipo y características de la empresa.

La RSE es una  herramienta para las empresas porque permite integrar armónicamente a la estrategia empresarial, el respeto por los valores éticos, las personas, la comunidad y el medio ambiente.

La RSE no es un maquillaje o una estrategia de mercadeo, involucra un compromiso constante de mejora continua tanto a lo interno como externo de la empresa.

Para ser socialmente responsables se debe actuar en base a políticas establecidas, procedimientos específicos y buenas prácticas.

Convertirse en una empresa socialmente responsable es un proceso que requiere de un cambio de pensamiento y del deseo de legar a las futuras generaciones un mundo mejor.