Mensaje del Presidente

El Voluntariado Corporativo forma parte de la RSE

El ciudadano común entiende que poniendo un “grano de arena” para que todos vivan mejor, sustenta su propia seguridad personal y garantiza su trabajo, sus ingresos, su productividad y su mercado, en el corto, mediano y largo plazo.

Para poder incentivar una cultura de solidaridad es recomendable que las empresas estimulen el voluntariado corporativo, el cual se define como una estrategia deliberada que nace del empleador, en concordancia con su estrategia de RSE, y busca alentar a los empleados a que se involucren como voluntarios en la comunidad, brindándoles el apoyo necesario para llevarlo a cabo.

Así, la definición más comúnmente utilizada dice: “Voluntario/a es la persona que se compromete de forma desinteresada a ayudar a otros y lo hace, generalmente, mediante su vinculación a un esfuerzo organizado, en el seno de una institución o proyecto”.

Para que una acción sea considerada como voluntaria ha de cumplir tres condiciones:

  • Ha de ser desinteresada
  • Es intencionada
  • Es pertinente

El Voluntariado Corporativo, es impulsado por la empresa a través de un programa sistemáticamente constituido.

Las empresas que lo practican reciben muchos beneficios entre ellos:

Mejora  imagen y reputación frente a los públicos interesados, los recursos son invertidos de manera más eficiente, mejora clima laboral interno. Además,

aumenta el compromiso de los trabajadores con la empresa y su productividad e incrementa retención de talentos.

Asimismo, los empleados que desarrollan habilidades de liderazgo, aprendizaje, trabajo en equipo, incentiva el desarrollo y realización personal, mejora los vínculos y calidad del trabajo.

Recuerde que el éxito del voluntariado corporativo depende de la integración de los intereses de la empresa, los trabajadores y la comunidad.