Mensaje del Presidente

El legado de C.K. Prahalad

Reconocido a nivel mundial por su gran aporte a los Negocios Inclusivos y sus ideas sobre la base de la pirámide. Además es considerado  entre los 50 más grandes pensadores en Estrategia Corporativa, falleció el 16 de abril de este año.

Desde la facultad de negocios Stephen Ross de la Universidad de Michigan, Prahalad desarrolló una serie de teorías que revolucionaron la forma en la que los líderes empresariales analizan y planean sus estrategias comerciales.

El Times de Londres lo nombró el número uno entre los gurús del management del mundo, en sus ediciones 2008 y 2009.

Coimbatore Krishnarao Prahalad, era su nombre completo, originario de la India, nació en 1941. Prahalad decía que para él la pobreza era una experiencia personal, no un dato ni construcción teórica. “Tengo una comprensión entrañable de lo que es convivir con gente en pobreza extrema”, que no sabe cómo va a conseguir sus alimentos. Se trata de personas “por las que tengo enorme respeto porque hablo con ellos y me maravilla lo filosófico y profundo  de sus pensamientos” (Journal of Management Inquiry. Vol. 14. Num. 2, junio de 2005).

Empresas reconocidas a nivel mundial como Amway, Avon, Unilever y la mexicana Cemex están en la larga lista de casos que siguieron sus propuestas e incrementaron exponencialmente sus ganancias, atendiendo mercados marginados al ofrecer, en el caso de Cemex, productos y servicios con el modelo de autoconstrucción de casas, impulsando el financiamiento vía “tandas” y dando la asesoría necesaria para organizar comunidades enteras con el objeto de construir unidades habitacionales. Es éste uno de los casos reportados en The Fortune at the bottom of the Pyramid (2005), que le dio reconocimiento mundial.

Prahalad presentó una nueva propuesta de solución al problema de la pobreza, en su libro La Base de la Pirámide, propone la Co-Creación (Creación compartida) hacia el desarrollo económico y la transformación social en la cual las partes involucradas son:

  • Empresas privadas
  • Agencias del desarrollo y ayuda humanitaria
  • Consumidores de la Base de la Pirámide
  • Empresarios de la Base de la Pirámide
  • Organizaciones civiles de la sociedad y el gobierno local

Los programas de negocios inclusivos, puestos en la práctica Muhammad Yunus y muchas otras importantes compañías a nivel mundial, muestran  que las teorías y estudios de Prahalad eran acertadas.

Según su libro “La Fortuna en la Base de la Pirámide”, la parte inferior de la pirámide (económica) está conformada por 4 mil millones personas que viven con menos de $2 por día. Por más de 50 años, el Banco Mundial, gobiernos de naciones donantes, varias agencias de la ayuda humanitaria, y, últimamente, las organizaciones civiles, han hecho su mejor esfuerzo, pero no han podido suprimir la pobreza.

Enterado de este frustrante hecho, C.K. Prahalad comienza su libro: “La fortuna en La Base de la Pirámide” con un asunto simple con todo revolucionario: “Si paramos de pensar en los pobres como víctimas o como una carga y comenzamos a reconocerlas como persistentes y creativos empresarios y consumidores consientes del valor, un entero nuevo mundo de oportunidades se abrirá.”

Prahalad sugiere que cuatro mil millones pobres puedan ser el motor del siguiente capítulo del comercio y prosperidad globales, y puede ser una fuente de innovaciones. Servir a los clientes de la Base de la Pirámide requiere que las firmas grandes trabajen en colaboración con las organizaciones civiles de la sociedad y con los gobiernos locales. Además, el desarrollo del mercado en la Base de la Pirámide también creará millones de nuevos empresarios a los niveles más bajos.

El legado de Prahalad es un reto para continuar poniendo en prácticas sus teorías y estrategias para lograr reducir la pobreza.