La Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial, FUNDAHRSE, considerando la emergencia ante el COVID19, propone las siguientes medidas a sus empresas miembro:

  1. Se les recomienda a las empresas activar o conformar el comité de crisis en el cual participan todas las áreas críticas de la organización para orientar de manera proactiva la crisis y mitigar los impactos negativos económicos y sociales para la empresa, colaboradores y su cadena de valor. Como empresas responsables se debe recordar que todas las decisiones deben incluir el respeto de los derechos humanos, mantenimiento de las fuentes de trabajo y la protección de la salud y la vida de las personas.
  2. El comité de crisis debe tener un encargado de la comunicación atento al desarrollo de la pandemia COVID19 en el contexto nacional e internacional, recurriendo únicamente a fuentes de información oficial, atendiendo rigurosamente las indicaciones de las autoridades competentes. Este encargado debe asegurarse que las comunicaciones, con instrucciones precisas relacionadas a la emergencia sean permanentes y distribuidas a todos los colaboradores y demás partes interesadas que la empresa priorice.
  3. Definir en conjunto con el comité de crisis las áreas críticas de las empresas y establecer el mecanismo para mantenerlas operativas con el objetivo de asegurar la continuidad del negocio.
  4. Debido a la complejidad de la crisis, se debe priorizar y garantizar la salud, la vida y la integridad de las personas, analizando y gestionando los riesgos aplicables, cumpliendo con las condiciones laborales de seguridad y salud ocupacional y demás medidas de protección acorde a las características de esta pandemia y activar en la medida de lo posible el trabajo en casa para los puestos que apliquen, evitando de esta manera que la empresa sea un foco de propagación de este virus.
  5. La protección de los colaboradores y sus familias es fundamental, por lo que se debe cumplir la responsabilidad del respectivo pago de planilla, apoyar las medidas de contención implementadas por el Gobierno en el marco de la protección y prevención de contagio por el COVID19, promoviendo la campaña QUÉDATE EN CASA, respetando las medidas de restricción de movilización y proveyendo en la medida de lo posible kits de mascarillas e insumos de protección e higiene para sus colaboradores y familias.
  6. Hacer alianzas con otras empresas y demás partes interesadas en el sentido de coordinar las ventas de sus productos y establecer enlace entre el gobierno y las empresas dedicadas a las entregas a domicilio para la distribución de estos, respetando y exigiendo las normas de bioseguridad para las empresas y personas que realizan esta labor de entrega a domicilio.
  7. Las empresas deben trabajar en forma conjunta con el sistema financiero a fin de garantizar los pagos de sus colaboradores y proveedores utilizando en la medida de lo posible los canales electrónicos y particularmente los pagos de cobertura de seguros médicos para pensionados y jubilados, sobre todo aquellos de mayor edad.
  8. Las empresas deben coordinar con las autoridades de Gobierno sobre la implementación de medidas que estén relacionadas con el pago de los servicios esenciales (agua, telefonía, energía eléctrica) de las familias, así como de los pagos de préstamos con los sistemas financieros y comerciales sin que ello afecte su posición en la central de riesgo.
  9. Acorde a las características del negocio, identificar cómo se puede apoyar a las autoridades locales y nacionales con donación de equipo, alimentos y demás insumos que apoyen el plan nacional de acción de prevención, contención, atención y control de la pandemia COVID19.
  10. Practicar el liderazgo responsable y gestionar las expectativas de su equipo de trabajo, colaboradores, cadena de valor, comunidad y demás partes interesadas. Es momento de replantear los objetivos del negocio y materializarlos. Un buen liderazgo está llamado a instruir, sensibilizar y motivar al equipo, ahora es cuando se debe ser proactivo en la toma de decisiones, implementar la buena capacidad de comunicación, la empatía, la flexibilidad, la creatividad y la organización. Como equipo deben considerar diseñar una estrategia de adaptación y resiliencia debido a las nuevas condiciones de mercado generadas por esta crisis.
  11. Recurra a la innovación y la tecnología. Es un buen momento para reinventarse, promover la creatividad y el desarrollo de nuevas soluciones empresariales para contribuir en la atención de la emergencia.
  12. Reoriente los programas de ayuda social a colaboradores que estén en casa y no tengan provisión de alimentos o tengan necesidad de medicamentos. Focalizar las acciones de ayuda hacia los grupos en situación de vulnerabilidad de su comunidad de influencia.
  13. En tiempos de crisis es urgente un diálogo social activo entre colaboradores y empleadores, es vital fomentar la confianza de los grupos de interés, gestionar la comunicación honesta y transparente, tomar las medidas necesarias para superar la crisis en conjunto con todos los actores de la sociedad.
  14. Como FUNDAHRSE y sector empresarial incentivamos a que se desarrolle un Plan de Acción Inmediato que deberá tener como objetivo fundamental proteger la salud de nuestra población y reforzar la primera línea de defensa conformada por el personal médico y la infraestructura de servicios públicos y privada. Con tal fin animamos al Estado Hondureño a solicitar la moratoria en el pago de la deuda externa ante los organismos Financieros internacionales, así como prever el uso inmediato de nuestras reservas internacionales.
  15. Proponemos la creación de un fondo de reactivación económica para las empresas que han sido afectadas en su flujo de caja y por lo tanto tenga problemas de liquidez para cumplir con sus responsabilidades y compromisos de pago y de esta manera garantizar la seguridad alimentaria, la protección al empleo, el pago de proveedores entre otros. Se deben priorizar las empresas agrícolas e industriales dedicadas a la producción de alimentos, medicinas y equipo médico, incluyendo el transporte de los mismos, así como las generadoras de energía. Colateralmente y para garantizar la capacidad de compra de la población, solicitamos que las organizaciones del sistema financiero, así como casas comerciales y del sector social, declaren la moratoria de las deudas de personas y empresas de todo tamaño por un periodo no menor de tres meses sin que esto afecte su situación en la central de riesgo.

Mateo Yibrin, Presidente de FUNDAHRSE