En el marco de la alerta sanitaria por COVID-19, Walmart de México y Centroamérica procura garantizar el abasto adecuado de productos de primera necesidad para las familias centroamericanas en un entorno seguro para sus clientes y asociados.
En ese espíritu, con el apoyo de World Vision, entregó este día una donación de insumos médicos al Hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula valorada en más de 620,000 lempiras.

La donación incluye insumos como guantes no estériles látex, mascarillas quirúrgicas, batas no estériles, trajes de bioseguridad, gafas protectoras plásticas, gorros descartables, spray desinfectante, catéteres, paquetes preparados de alcohol, termómetros digitales, jeringas, esparadrapos, supresores de lengua y algodón.

En el acto participaron el subsecretario de Salud, Roberto Cosenza; Jorge Galeano, director Ejecutivo de World Vision Honduras y Alex Amaya, representante de Walmart.

Además, se entregaron raciones de alimentos a 107 familias de riesgo extremo provocado por la emergencia sanitaria un valor de 186,000 lempiras en las comunidades de Chotepe, San Pedro Sula, La Lima y Villanueva en el departamento de Cortés.

Las raciones de alimento incluían: arroz, harina de maíz, frijoles, azúcar, café y otros insumos de la canasta básica.
Alex Amaya, vocero de Walmart, destacó que “somos una empresa que comparte valor y procuramos mejorar la calidad de vida de las familias hondureñas y en ese espíritu la Fundación Walmart ha donado, en total, 1.2 millones de lempiras para ayudas humanitaria a las familias afectadas por la emergencia”.

Por su parte, Jorge Galeano, director ejecutivo de World Vision Honduras dijo: “Ahora en tiempos de crisis por el COVID-19, Fundación Walmart y Walmart Honduras continúa mostrando su firme compromiso con la comunidad por lo que nos sentimos sumamente agradecidos y orgullosos de sumar esfuerzos para llegar a las poblaciones más vulnerables y al equipo médico que está en primera línea atendiendo esta emergencia”.

Destacó que, en Honduras, World Vision ha trabajado por más de cuatro décadas brindando ayuda humanitaria a la niñez, las familias y las comunidades para reducir la pobreza y la injusticia. Este apoyo está directamente relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, específicamente con los que atañen a Fin de la Pobreza; Cero Hambre y Alianzas para Lograr los Objetivos.