Tras el paso de los fenómenos naturales ETA e IOTA, la zona norte de Honduras fue la que recibió los mayores daños y pérdidas por efecto de las inundaciones. Desde Fundación COHONDUCAFE hemos apoyado a miles de familias hondureñas a través de diferentes actividades como: rescate de personas afectadas, principalmente adultos mayores, mujeres y niños; brigadas de atención médica y entrega de medicamentos; insumos de bioseguridad; entrega de comida preparada; raciones de alimentos de la canasta básica, agua, ropa y otros víveres de primera necesidad.

Como parte de la responsabilidad de COHONDUCAFE, empresa 100% hondureña, sabemos que lo más importante es seguir apoyando a miles de familias que ahora nos necesitan. Y con la ayuda de todos los sectores y amigos cooperantes, emprender el arduo camino de la recuperación y reconstrucción a la población más afectada.

En primera instancia, las ayudas han estado dirigidas a los albergues de Choloma, La Lima, Villanueva y San Pedro Sula, considerada la zona cero de la emergencia. Próximamente nos estaremos enfocando en las zonas cafetaleras más vulnerables y que aún no reciben el apoyo, pero que Fundación COHONDUCAFE gestiona en el exterior, las donaciones para nuestros hermanos caficultores.

Para la familia COHONDUCAFE es prioridad el bienestar de la comunidad cafetalera y del país en general, apegados a nuestro lema “DE LA MANO CON EL CAFICULTOR”, desde la alta gerencia y personal administrativo, hombro a hombro, articulados en un solo sentir, hemos sumado esfuerzos y estamos conscientes que es un momento que toda Honduras necesita nuestra solidaridad y compromiso.