Juan Martínez, es un niño de 7 años de la Escuela Jeremías Milla Cisneros, actualmente cursa segundo grado. Todos los días, Juan camina aproximadamente 20 minutos para llegar a su Centro Educativo, atravesando la carretera principal y un pequeño riachuelo que atraviesa su caserío

De la noche a la mañana, la vida de Juan cambió por completo, el escuchó en las noticias que un virus se estaba apoderando del planeta, ese virus había llegado a su país, él sabía que tenía que quedarse en casa para cuidar a su familia, sin embargo, él no dejó de aprender.

De la misma manera le cambió la vida a doña Carla, la mamá de Juan, de la noche a la mañana se convirtió en la mejor maestra, enseñando y aprendiendo junto a Juan diariamente.

Porque solo quien está dedicado al futuro, puede lograr que la educación siga desde casa…

Así como la historia de Juan, es la misma que viven las niñas y niños en Centroamérica, ellos no quieren dejar de crear el futuro, ¿Somos capaces de virtualizar los procesos educativos para seguir educando a nuestros niños?

La visión de Fundación Zamora Terán es ser una organización regional referente en la integración de tecnología en procesos de enseñanza – aprendizaje, implementando programas educativos que promuevan la formación de alianzas entre los distintos sectores, para contribuir al desarrollo de las naciones.

Ante la pandemia del COVID 19 que actualmente afecta nuestros países, Fundación Zamora Terán está desarrollando diversos programas de formación docente virtuales en la región centroamericana, a través de sus plataformas y canales de comunicación digitales.

¡Una nueva manera de trabajar y de conectarnos!

Hasta el momento son más de 500 docentes pertenecientes a 94 centros educativos que no quieren parar de aprender, que su visión contagia y permite hacer realidad el futuro de más de 14,000 niñas y niños centroamericanos.

¡Los docentes del futuro nunca dejan de aprender!

¡El aprendizaje no para! llegamos a los docentes por medio de un simple clic, en donde virtualmente estamos realizando los siguientes procesos:

  1. Asesoría Individual y personalizada
  2. Videos con estrategias educativas integrando tecnología
  3. Curso de lectoescritura en el que actualmente participan 100 docentes.
  4. Cursos de programación en Scratch para desarrollar pensamiento computacional.

“Gracias a la Fundación Zamora Terán, por no dejarnos solos en estos momentos de crisis, nos hemos sentido acompañado con las asesorías virtuales, esto es muy significativo, ya que, a pesar de la distancia estamos fortaleciendo y mejorando nuestra forma de enseñar y aprender”, expresó el profesor Viendall Morales.

Profesor Viendall Morales, Beneficiado con el Programa Educativo “Una Computadora Por Niño”