Diunsa celebró su tradicional “Día D”, uno de los eventos más importantes del año para su público interno, en el que la empresa anualmente hace entrega formal de beneficios y reconocimientos: becas académicas para hijos de sus colaboradores, así como a miembros de su equipo, reconocimientos a la excelencia académica, premios a mejores vendedores del año, así como a la antigüedad laboral y bonos por nacimiento de hijos de colaboradores.

Este año, en un evento virtual que permitió reunir a los equipos de San Pedro Sula, Tegucigalpa y La Ceiba, Diunsa entregó 10 bonos por nacimiento de hijos de colaboradores, 77 becas educativas, 43 reconocimientos a la excelencia académica, ocho reconocimientos a los vendedores del año 2020; así como 46 reconocimientos a la antigüedad laboral (10, 15, 20 y 25 años de labor).

Mario Faraj, Presidente Ejecutivo de Diunsa destacó: “este año que ha transcurrido hemos pasado por momentos buenos y por momentos muy difíciles; sin embargo, hemos podido experimentar que estando juntos, trabajando con esperanza y con fe en Dios, podemos salir adelante.”

Desde hace doce años, Diunsa apoya a las familias de sus colaboradores con el Programa de Becas. Para optar a éste, es preciso que el estudiante cuente con un índice académico igual o superior al 85%. Desde hace siete años, este beneficio se amplió a los propios colaboradores, como un estímulo para continuar superándose a través del estudio.

Los beneficios a colaboradores se fundamentan en la responsabilidad social hacia las comunidades, sus colaboradores y familias, que la empresa impulsa de manera permanente.

Diunsa cuenta con la Certificación “Great Place to Work”, ubicándose en el primer lugar del ranking de las mejores empresas para trabajar en Honduras. Además, esta empresa destaca por su compromiso con el desarrollo sostenible, como miembro de la Fundación Hondureña para la Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse) y como signataria del Pacto Global de las Naciones Unidas.