Dinant, como parte de sus acciones de Responsabilidad Social, continúa sumando esfuerzos para apoyar las familias más vulnerables que se han visto afectadas ante la emergencia del COVID-19.

A la fecha, la empresa ha destinado más de 5 millones de lempiras en donaciones, no solo en las familias hondureñas, sino también para las familias del resto de la región en donde opera. Con cada una de estas iniciativas se han logrado beneficiar más de 28,000 familias en 50 comunidades, entregando 125,000 libras de alimentos y 20,000 litros de desinfectantes a la población con mayor necesidad.

En el transcurso de la pandemia y desde el inicio de las medidas de cuarentena para prevenir la propagación del virus en la población, la empresa realizó un donativo a beneficio de las comunidades que forman parte de su Programa de Relacionamiento Comunitario, beneficiando a más de 1,500 hogares con la entrega de más de 9,600 libras de alimentos y 2,900 litros de desinfectantes en 11 comunidades diferentes de las ciudades de Comayagua, San Pedro Sula y los Valles de Lean y Aguán.

Convencidos en impulsar las alianzas para lograr los objetivos, Dinant en conjunto con Cargill Colombia y Banco de Alimentos Honduras, realizó la entrega de 1,000 bolsas de alimentos para beneficiar a más personas en los bordos de Nuevo Paraíso y Cablotales en la ciudad de San Pedro Sula.

En apoyo al Gobierno Central de El Salvador, se realizó una donación de más de 6,000 litros de aceite Mazola y 6,000 unidades de jabón Roku a beneficio de más de 10,000 familias de escasos recursos que no tienen acceso a estos productos.

Dinant reafirma su compromiso para continuar apoyando a personas que se encuentran afectadas por la pandemia del COVID-19, además de sus colaboradores, clientes, instituciones gubernamentales y todos aquellos que continúan desempeñando un papel fundamental ante la emergencia global, convencidos que juntos saldremos adelante.