DINANT-edit

Corporación Dinant publicó su Informe Anual de Avances 2016, un estudio detallado y transparente de las políticas y procedimientos de la compañía para mantener con seguridad sus instalaciones mientras interactúan pacíficamente con las comunidades locales. Bajo la dirección de la CFI, Dinant ha continuado construyendo sobre los cimientos sólidos de años anteriores.

Todas las instalaciones de Dinant en Honduras están cumpliendo con la implementación de los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos (PVSDH) – el punto de referencia internacional que regula estrictamente cómo una organización, evalua, recluta y entrena a sus hombres y mujeres de seguridad, y la forma en que se relacionan con los miembros de la comunidad.

El 100% del equipo de seguridad de Dinant, hombres y mujeres – tanto colaboradores y contratistas, de los cuales la mayoría son reclutados de las comunidades locales – son entrenados regularmente en los Principios Voluntarios, así como en el Código de Ética de Dinant, Política de Seguridad, Política de Derechos Humanos y Procedimientos para la Prevención de Conflictos.

Los Mecanismos de Reclamación regionales de Dinant, diseñados en colaboración con líderes de la comunidad, están ayudando a identificar soluciones prácticas para mejorar la vida cotidiana de las poblaciones locales, como la prevención de polvo y el control de tráfico vehicular.

Charles McFetridge, el autor del informe y un respetado consultor de seguridad y derechos humanos, comentó: «Mi informe muestra que el programa de modernización en la seguridad de Dinant está teniendo grandes avances. A medida que evolucionan las condiciones en Honduras, siguen marcando las tendencias. Además de ser la primera compañía en Honduras – y probablemente la primera en todo el sector global de la agroindustria – de adoptar los Principios Voluntarios en su totalidad, Dinant es único en Centroamérica por su iniciativa sin precedentes de retirar unilateralmente las armas de fuego de sus guardias de seguridad en todas las plantaciones y fábricas en el país».

La implementación de los Principios Voluntarios de Dinant ha sido supervisada y revisada de manera independiente por una firma de abogados estadounidenses reconocida y una consultora de seguridad y derechos humanos, que ha sido un complemento del programa de seguridad de la empresa con sugerencias de puntos de mejora.

El portavoz de Dinant, Roger Pineda, comentó: «Nuestro personal de enlace, con sede en el corazón de las comunidades cercanas, confía en que la población local se siente segura, protegida y respetada dentro y alrededor de nuestras instalaciones. Pero por supuesto hay más que hacer. Dinant se compromete a invertir más recursos para continuar reclutando a los mejores hombres y mujeres para asegurar nuestras instalaciones, y que sean capacitados regularmente con los más altos estándares internacionales en la participación profesional, pacifica y respetuosa con nuestros vecinos. Hay muchas razones para estar cada vez más optimista sobre la seguridad en Honduras, y estamos contentos de estar desempeñando nuestra parte».

Puede encontrar el Informe Anual de Avances de Dinant aquí

En el 2014, Dinant procedió a desarmar todos los hombres y mujeres de su personal de seguridad, en sus plantaciones, plantas extractoras de aceite y plantas de manufactura a lo largo del territorio Hondureño.

En el 2014, Dinant procedió a desarmar todos los hombres y mujeres de su personal de seguridad, en sus plantaciones, plantas extractoras de aceite y plantas de manufactura a lo largo del territorio Hondureño.