Con el compromiso y solidaridad que le caracteriza, Cargill de Honduras aporta significativamente en este momento de emergencia sanitaria que azota al país, y que, debido a la escasez, falta de recursos, ha dicho presente con aportes importantes, que vienen a aplacar la necesidad de la población hondureña ante diferentes necesidades.

Desde el inicio de la propagación del COVID-19, Cargill de Honduras ha aportado apoyo a las fundaciones y ONG. Cumpliendo sus valores base de nutrir a las comunidades de manera segura, responsable y sostenible.

Con el apoyo de Cargill de Honduras, Agro veterinaria San Andrés hizo una donación varias zonas de Villanueva, Cortés,   en la aldea Monte Alegre entregaron bolsas de alimento a 40 familias de bajo recursos. La Iglesia San Ramón Nonato, recibió 100 bolsas de alimentos. Al igual el Proyecto de Porción que opera en esta zona del país entrego bolsas de alimentos a 60 familias en la Aldea Sauce. La donación fue recibida con mucho agradecimiento y emoción .

Este es solo un ejemplo de cómo Cargill está trabajando con organizaciones sin fines de lucro y ONG asociadas en todo el mundo para ayudar a abordar las necesidades de seguridad alimentaria, salud y seguridad y los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria, debido a la propagación de COVID-19.

Además de donaciones monetarias, estamos colaborando con organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo para donar alimentos, ingredientes y otros productos de alta necesidad para aquellos que son vulnerables durante esta pandemia. Por ejemplo, Cargill ha donado en todo el mundo casi 1500 toneladas de alimentos a comunidades locales donde viven y trabajan nuestros empleados. La respuesta COVID-19 global y regional de Cargill se guía por nuestro propósito de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible.

Te invitamos a conocer el impacto positivo que Cargill y sus organizaciones socias estamos logrando en nuestros países dando clic a: https://www.cargill.com.hn/es/comunidad.