Directivos de la Compañía Hondureña del Café S.A, COHONDUCAFÉ, conscientes de la situación actual que vive Honduras y el mundo a través de la pandemia por Covid-19, ha tomado a bien montar en sus instalaciones su propio centro de triaje para detención temprana del virus entre sus colaboradores.

Con el objetivo de optimizar la atención de sus trabajadores habilitaron un área de  triaje y se contrató personal especializado para estar vigilante de sus colaboradores, este método tiene como propósito la detención temprana de cualquier contagiado y evitar la propagación del Covid-19 en la empresa.

Además de evitar la saturación de las salas de emergencia de los hospitales, permite, analizar con inmediatez la sintomatología de los pacientes y de esta forma confirmar o descartar si es o no COVID-19, y al detectar un colaborador positivo de inmediato el personal de salud contratado por la empresa hace entrega del tratamiento para impedir complicaciones graves y frenar la propagación del virus.

COHONDUCAFÉ es una empresa 100% hondureña que conoce las necesidades de salud en el país y especial de sus trabajadores, es por eso que  desde inicios de la pandemia en Honduras compro un lote de multi-vitaminas para fortalecer las defensas de los colaboradores esenciales, pues como de todos es conocido las exportaciones de café es un trabajo esencial para el sostenimiento de la economía del país por lo que difícilmente se podía cerrar en un su totalidad.

El equipo médico de COHONDUCAFÉ hace aplicaciones al azar de pruebas rápidas, y cuando un colaborador o familiar de algún colaborador presenta algún síntoma asociado al Covid-19, se realiza la evaluación rápida de las funciones como ser estas vías áreas, ventilación y circulación, evalúa signos vitales y con la conclusión de un cuestionario de preguntas básicas, se debe hacer una inspección rápida relacionada con el problema principal y así descartar o confirmar si el virus está presente.

COHONDUCAFÉ como una empresa socialmente responsable con Honduras y su gente, seguirá trabajando para ayudar a evitar la propagación del virus y cuidar de su personal, así como continua con el compromiso de trabajar de manera coordinada con el sector caficultor para seguir beneficiando a la población que trabaja en este rubro y generar conocimientos que sirvan para aplicar y resguardar vidas, como lo ha estado haciendo en esta época de pandemia que vivimos los hondureños.