Para Cementos Argos, una empresa cementera con 39 años de trayectoria en Honduras, su máximo principio de seguridad es asegurar la salud y bienestar de las personas dentro y fuera de sus operaciones. Frente a la pandemia del Covid-19 en Honduras, Argos sigue estrictos protocolos de bioseguridad en sus instalaciones para contener la propagación del virus entre sus colaboradores.

Con esa misma mentalidad y con el fin de aportar soluciones extraordinarias a sus clientes, la compañía dispuso una serie de medidas que conllevan a una reactivación segura del sector ferretero y de la construcción en el país.

Con la reactivación de los negocios ferreteros a nivel nacional a mediados del mes de abril, Argos, quien siempre ha mantenido relación cercana con sus clientes, se hizo presente con la entrega de material didáctico y de rotulación para las instalaciones de más de 120 ferreterías a nivel nacional.

Desde calcomanías para los pisos que marcaran el distanciamiento social recomendado, hasta afiches que expliquen las medidas de bioseguridad indispensables para el ingreso al punto de venta. Estos negocios están ahora debidamente equipados y rotulados para atender a sus clientes.

Además, anticipándose a la reactivación del sector de la construcción en su totalidad, Argos ha impartido capacitaciones virtuales con un enfoque en los protocolos de bioseguridad requeridos para un reinicio de actividades de manera inteligente y segura.

La compañía es, desde hace muchos años, un referente en temas de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en el país y, considerando la necesidad frente a la pandemia del Covid-19, ha decidido compartir sus conocimientos y buenas prácticas con las demás personas del sector.

En una primera edición se han formado a más de 70 clientes constructores de Argos a través herramientas digitales, y en una segunda edición en alianza con diferentes asociaciones afines al sector, como el Colegio de Arquitectos de Honduras (CAH), Cámara de la Industria de la Construcción de Honduras (CICH), Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (CIMEQH), la Cámara Hondureña de la Construcción (CHICO) y la Cámara Hondureña de Empresas de Consultoría (CHEC).

A estas sesiones formativas, impartidas por diferentes ponentes, entre ellos líderes expertos en el tema de seguridad y salud ocupacional de Argos, asistieron más de 700 personas virtualmente, habiendo participación de los agremiados de cada una de las instituciones copatrocinadoras, ingenieros civiles, arquitectos, clientes Argos, constructores, contratistas, miembros de la Cámara de Arquitectos de Costa Rica y de la Cámara de Arquitectos de Nicaragua.

“La transferencia del conocimiento, en temas técnicos y de seguridad, es uno de los activos más grandes de la propuesta de valor que ofrecemos a nuestros clientes. En momentos como este, en que Honduras necesita del apoyo de los grandes jugadores de la economía, ratificamos nuestro compromiso con nuestros clientes de ayudarles a llevar a cabo una reactivación inteligente de sus operaciones, priorizando que todos permanezcamos sanos y saludables”, comentó Gustavo Uribe, Director General de Argos Honduras.

Estas iniciativas se suman a otros espacios de formación que la compañía promueve desde hace varios años, de manera permanente, como la comunidad 360 en Concreto (plataforma web que es la más grande de su tipo en Latinoamérica) y está enfocada en los clientes del negocio industrial y otras alianzas con diferentes instituciones gremiales, como la CHICO, para capacitar a sus agremiados en temas de seguridad y salud en sus operaciones.