Como parte del propósito de Cargill de nutrir al mundo de forma segura, responsable y sostenible, la compañía refuerza su compromiso con Honduras  al llevar a cabo una serie de acciones para apoyar a las comunidades y poblaciones vulnerables junto con diferentes organizaciones para mitigar la crisis de desnutrición derivada del COVID-19.

El proyecto UNIDOS POR HONDURAS DE JCI- CAMARA JUNIOR fue el benefactor de la donación que surge como respuesta de apoyo a varias comunidades de la zona norte, atlántica y occidental del país, fueron en total 45 cajas de huevos que representan un total de 16,200 unidades que aportan y contribuyen a la nutrición de la población hondureña.

El huevo es uno de los productos de la canasta básica más completos que existe, ya que destaca por la cantidad de nutrientes que contiene.  Un total de 60 familias  en riesgo de 25 diferentes comunidades de  San Manuel, La Ceiba  Roatán La Lima, San Pedro Sula, Cofradía, Villanueva, y Pimienta se beneficiaron con este  importante donativo.

Este es solo un ejemplo de cómo Cargill está trabajando con organizaciones sin fines de lucro y ONG asociadas en todo el mundo para ayudar a abordar las necesidades de seguridad alimentaria, salud y seguridad y los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria, debido a la propagación de COVID-19.

Además de donaciones monetarias, estamos colaborando con organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo para donar alimentos, ingredientes y otros productos de alta necesidad para aquellos que son vulnerables durante esta pandemia. Por ejemplo, Cargill ha donado en todo el mundo casi 1500 toneladas de alimentos a comunidades locales donde viven y trabajan nuestros empleados. La respuesta COVID-19 global y regional de Cargill se guía por nuestro propósito de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible.

Te invitamos a conocer el impacto positivo que Cargill y sus organizaciones socias estamos logrando en nuestros países dando clic a: https://www.cargill.com.hn/es/comunidad.