Luego de las enormes pérdidas en el sector productivo en Honduras provocados por los huracanes ETA e IOTA, a través de un fondo de alivio por US 50,000 dólares, Cargill en alianza con Care trabajan en la reactivación de los medios de vida de decenas de familias productoras afectadas en los municipios de Villanueva, Santa Cruz de Yojoa, Siguatepeque, y Quimistán y San Marcos en Santa Bárbara.

Extendiendo el apoyo permanente que se mantiene a pequeñas productoras y productores a través del proyecto Nutriendo El Futuro, recientemente 200 microempresarias recibieron kits de higiene, filtros de agua y cupones de supermercado para reactivar sus negocios, otras 225 productoras y productores de granos básicos, cerdos y tilapia recibieron alimentos balanceados para sus cadenas productivas y fertilizantes para sus cultivos.

Estas acciones además de los recursos son acompañadas de asistencia técnica y charlas sobre prevención de violencia contra mujeres y niñas, que se han visto afectadas por situación de pandemia y huracanes y por campañas de buenas prácticas de higiene y nutrición que permite a las familias mejor calidad de vida.

Apoyando la agricultura y a la mujer, entre otras líneas de intervención, Cargill mantiene su compromiso con la reactivación y el desarrollo económico y social de miles de familias en el país.