Por primera vez, 11 compañías que operan en Centroamérica, miembros de la Alianza Empresarial para la Sostenibilidad, midieron como un todo sus indicadores de consumo de energía, agua y emisiones de dióxido de carbono, en un Reporte Referenciado de Sostenibilidad bajo el estándar Global Reporting Iniciative (GRI).

Los datos analizados del 2018 evidenciaron un ahorro en el consumo de agua de un 4,52% respecto al consumo total del año 2017, equivalente a llenar 59 piscinas olímpicas. También hubo un ahorro de un 6,83% respecto a las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2) del 2017; que es lo mismo que sacar de circulación 1.613 vehículos durante un año.

El alcance de esta medición es el #1 (combustibles fósiles, emisiones fugitivas y generación de aguas residuales) y alcance #2 (consumo de electricidad), establecidos en por el Global Reporting Initiative (GRI) y basados en el protocolo de Montreal.

Los indicadores también revelaron que se logró un ahorro del 1,1% en consumo energético por unidad producida, lo que demuestra que las empresas lograron producir más cantidad utilizando menos energía; es decir, tuvieron una mayor eficiencia energética en sus procesos.

Las compañías lograron estos ahorros al utilizar equipos más eficientes, modificar procesos, generar energía propia, cosechar y reutilizar agua, y mantener controles operativos del consumo hídrico y energético.

Al presentar el reporte GRI durante la Asamblea General de la Alianza realizada en Costa Rica, Juan Felipe Macía, Gerente General de Pozuelo y Vicepresidente de la Alianza, destacó que las empresas reunidas alrededor del comercio al detalle están demostrando que sí es posible producir pensando en el ambiente y trabajar por disminuir la huella de sus productos. “Esta Alianza y este reporte GRI son una muestra de que en Centroamérica estamos listos para iniciar procesos de colaboración conjunta para hacer de la sostenibilidad un eje transversal en nuestros negocios”.

En conjunto, las empresas que reportaron sus indicadores generan más de un millón de empleos en la región y la cadena de valor de cada una de ellas representa una de las dinámicas económicas más fuertes y generadoras en Centroamérica.

El alcance de este reporte referenciado GRI son las plantas de producción en cada empresa, por lo que no incluye logística. El proceso fue grupal, para lo que se establecieron como base los indicadores de GRI y las unidades de medición se homologaron según las mediciones y mecanismos internos de cada empresa. A partir de los reportes individuales, se elaboraron las sumatorias grupales. El período de medición fue 2017- 2018 y se reporta en el 2019. En febrero del 2020 iniciará la medición del período 2018-2019.

El enfoque inicial de la Alianza Empresarial para la Sostenibilidad -integrada por 20 compañías- es crear y compartir estándares homologados en materia de sostenibilidad y mejores prácticas ambientales que sirvan de base para que las empresas definan políticas internas que fortalezcan su desempeño y sus prácticas. También se busca desarrollar una mejor educación al consumidor, que le permita tomar decisiones más informadas.

Las compañías que participaron en el primer Reporte GRI lograron ahorros al utilizar equipos más eficientes y mantener controles operativos del consumo hídrico y energético.

La empresas que reportaron indicadores ambientales en el GRI fueron: Cargill, Coca Cola FEMSA, Cooperativa Productores de Leche Dos Pinos, Corporación Multi Inversiones de Alimentos, FIFCO, Flores, Gruma, Laica, Pozuelo, Roma Prince y Walmart de México y Centroamérica.