Agrolíbano retomó la siembra maíz en 600 manzanas de tierra como solución de apoyo ante la crisis del COVID19. Parte de la cosecha será sin fines de lucro para donarla a sus colaboradores temporales más vulnerables y contribuir con su seguridad alimentaria y prevención de desnutrición en sus familias. Asimismo se aseguran los empleos dignos en la zona de Valle y Choluteca.