La vicepresidenta de Ciudadanía Corporativa, Claudia Sandoval entregó el donativo,  recibe Michelle Chichiraky, directora del IPC

La vicepresidenta de Ciudadanía Corporativa, Claudia Sandoval entregó el donativo, recibe Michelle Chichiraky, directora del IPC

Con el propósito de ayudar a jóvenes de escasos recursos que viven en el Valle de Sula y que se eduquen en carretas técnicas, la compañía “Gildan Activewear” entregó hoy al Instituto Politécnico Centroamericano (IPC), un paquete de becas valorado en 106 mil dólares, equivalente a dos millones de lempiras.

El subsidio comprende el periodo académico 2011-2012 e incluyen gastos de matrícula, material didáctico, equipo y mensualidades a un costo promedio de cuatro mil dólares por cada uno de los 26 estudiantes.

La vicepresidenta de Ciudadanía Corporativa de esa compañía, Claudia Sandoval, explicó que ese tipo de acción es parte de la proyección social de esa empresa; sin embargo el propósito fundamental es que los jóvenes desarrollen competencias técnicas y habilidades que la industria requiere, con mano de obra eficiente en mecánica, electrónica, electricidad.

Refirió que una vez capacitados en ese centro de educación, los muchachos saldrán con la capacidad para poder trabajar en una máquina con tecnología de última generación.

Actualmente, el 90 por ciento de los egresados del IPC ha logrado colocarse exitosamente en una vasta gama de empresas de prestigio.

Explicó que esa compañía manufacturera ha patrocinado 50 becas por año, desde el 2006, motivando de esa manera el acceso a esos programas entre sus empleados y familiares, al igual que miembros de las comunidades locales, por lo que a la fecha la contribución suma unos de 360 mil dólares, equivalentes a siete millones de lempiras.

Por su parte, la directora ejecutiva interina del IPC, Michelle Chichiraky, dijo que con ese apoyo se dotará becas a jóvenes que realmente necesitan ayuda de las empresas, para que puedan insertarse en la masa laboral que mueve la economía de la nación.

Indicó actualmente esa institución educativa, cuenta con una población de 160 estudiantes a tiempo completo y alrededor de mil 200 de reentrenamiento, que forman parte de alguna empresa.

“Estamos desarrollando una nueva fuerza laboral técnica; una persona integral con el manejo de los valores, ciudadanía y también de las habilidades técnicas, propiamente dicho, a través de la emulación de las condiciones ideales de trabajo en la industria”.