Lacthosa, a través de su marca Sula, realizo una alianza con la Fundación Hondureña Contra el Cáncer de Mamas FUNHOCAM  a fin de elevar la importancia de la prevención como la herramienta principal para enfrentar el creciente número de casos de cáncer de mamas que se está dando en el país.

En ese sentido durante el mes de octubre se coloco en el mercado la Leche Sula en bolsa con una presentación especial: un cintillo rosado y consejos sobre la prevención y la detección temprana del cáncer de mamas. La campaña tuvo como propósito  enfatizar de manera grafica la importancia de la detección temprana, la solidaridad con las mujeres que viven o han vivido con la enfermedad, y apoyar a la FUNHOCAM

Por primera vez un producto hondureño se identifica plenamente con esta causa. Esta leche con cintillo rosado creo  impacto en la mujer, quien generalmente es quien compra los víveres para el hogar. El propósito de utilizar la bolsa de leche como un medio para crear conciencia de manera masiva sobre la importancia de la detección temprana, especialmente en madres y mujeres jóvenes dio resultados muy efectivos. La FUNHOCAM registró un mayor número de personas que se avocaron a sus instalaciones para realizarse las pruebas de detección.

Igualmente, Lacthosa apoyo la Primera Caminata Contra el Cáncer de Mamas que organizo la FUNHOCAM, en la cual se hicieron presentes más de 600 personas, entre ellas mujeres sobrevivientes de cáncer de mama, voluntarios, escuelas, organizaciones gubernamentales y empresas privadas. Más de 30 voluntarios de la empresa Lacthosa – algunos  incluso vinieron de San Pedro Sula – se hicieron presentes en el Boulevard de Suyapa de Tegucigalpa para mostrar su solidaridad con las mujeres que están batallando esta enfermedad y para elevar la conciencia de lo importante que es detectar a tiempo este cáncer, que se ha convertido en la segunda causa de muerte entre las mujeres.

Voluntarios de Lacthosa y Funhocam organizaron un desayuno para todos los pacientes de las diferentes salas de oncología del Hospital San Felipe de Tegucigalpa. Esta actividad permitió compartir con las personas que día a día luchan contra esta enfermedad  y hacerles saber que no están solos. El apoyo emocional tanto para pacientes como para los parientes que están con ellos es parte integral del proceso de recuperación. Estas actividades refuerzan la solidaridad humana que mostramos en tiempos difíciles, la sensibilización hacia la  situación que padecen nuestros compatriotas y las necesidades reales que tienen los hospitales públicos en cuanto a medicamentos y equipo para atender la alta demanda.