Con el fin de contribuir a la salud del pueblo hondureño, la corporación Fruit of the Loom a través de sus subsidiarias en el país, entregó el martes 17 de enero, la donación del equipo completo para la habilitación del quirófano de la sala de emergencias del Hospital ¨Mario C. Rivas¨ de San Pedro Sula.

El equipo, está valorado en más de cuatrocientos mil lempiras y de acuerdo a las autoridades médicas del hospital, será de mucha ayuda para brindar una mejor y más rápida atención a los pacientes de ese centro hospitalario. Se prevé que se realicen por lo menos 150 procedimientos al mes, lo que ayudará a descongestionar el quirófano principal.

Durante la ceremonia de inauguración, también se firmó un Convenio de Cooperación Interinstitucional, en el que el hospital corresponde a la donación,  proporcionando personal médico para apoyar  las Ferias de Salud promovidas por Fruit of The Loom en beneficio de sus asociados y sus familiares. El  convenio fue firmado por el director del hospital, doctor Víctor Hernández, y por el ingeniero Werner Oberholzer, en representación de la corporación.

Además, el hospital entregó una placa de agradecimiento a la compañía, que fue recibida por la gerente de Responsabilidad Social Empresarial, Nadia Morales.

De manera especial se agradeció el apoyo de nuestros proveedores: Astro Cartón, José Handal y Tecniservicios de Ingeniería, que también contribuyeron para la habilitación de la sala.

Momento del corte de la cinta inaugural: Arnulfo Cardona de Fruit of The Loom, el representante del Ministerio de Salud, doctor Diógenes Chávez, el director del Hospital, doctor Víctor Hernández, y el gerente general de Fruit of The Loom, Werner Oberholzer

Momento del corte de la cinta inaugural: Arnulfo Cardona de Fruit of The Loom, el representante del Ministerio de Salud, doctor Diógenes Chávez, el director del Hospital, doctor Víctor Hernández, y el gerente general de Fruit of The Loom, Werner Oberholzer

Así luce el quirófano del Hospital Mario Rivas, con el equipo que fue donado por Fruit of the Loom.

Así luce el quirófano del Hospital Mario Rivas, con el equipo que fue donado por Fruit of the Loom.