0401-0115

Con la firma de una Declaración de Principios de Integridad Empresarial que fue entregada al presidente Juan Orlando Hernández, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), se comprometió a fortalecer su compromiso con el país a través del respeto irrestricto de los derechos humanos y operar bajo los más altos niveles de transparencia y ética empresarial.

Aline Flores mientras firma la Declaración de Principios de Integridad Empresarial.

Aline Flores mientras firma la Declaración de Principios de Integridad Empresarial.

Este trascendental compromiso en materia de ética, transparencia y conducta empresarial en presencia del mandatario hondureño, el representante adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Edo Stork, empresa privada y Fundahrse, fue asumido en el “Foro Internacional sobre la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (CNUCC) y el Pacto Global: El Rol del Sector Privado” convocado por la Secretaría de Coordinación General del Gobierno, el COHEP y el PN

El foro abrió un intercambio y construcción colectiva de experiencias y lecciones aprendidas. Los temas centrales de discusión fueron la CNUCC; el Pacto Global; las experiencias sobre políticas anticorrupción en México, Colombia y Chile, y el rol de los órganos de prevención, el sector privado y las alianzas público-privadas.

La CNUCC es el primer instrumento legalmente vinculante en la lucha contra la corrupción a nivel mundial. Este instrumento promueve la colaboración público-privada en la prevención de riesgos de corrupción; una cultura ética al interior de las empresas para evitar sobornos y conflictos de interés, y las buenas prácticas como responsabilidad empresarial.

Por su parte, el Pacto Global es una iniciativa voluntaria, a través de la cual las empresas se comprometen a alinear sus estrategias y operaciones a principios universalmente aceptados en cuatro áreas principales: derechos humanos, medio ambiente, estándares laborales y anticorrupción.