Apoyar los derechos humanos y la niñez no solo nos hace sentir moralmente correctos, también es requerido por algunos estándares a nivel internacional. Trabajar bajo este tema significa que estamos  más cerca de cumplir la Agenda 2030 para hacer realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Podemos avanzar estos temas a través de políticas públicas, las relaciones comerciales y alianzas con otros actores que nos permite generar beneficios para la empresa, ser agentes de cambio y obtener resultados gratificantes, es decir, poner en el centro a los niños, en especial a los más vulnerables.

Unicef ha sido una organización que por muchos años ha realizado avances que cada vez más se materializan con niños saludables física y mentalmente, niños sensibilizados sobres sus derechos, jóvenes consientes de sus fortalezas y apartados de la violencia, pobreza e inseguridad.

Hace poco firmamos una alianza de cooperación con Unicef con estos objetivos: Promover la inversión socialmente responsable hacia los sectores más pobres y vulnerables de la población hondureña, incentivar las alianzas para el desarrollo sostenible que impulse la innovación, inversión y creación de empleo e incidir en la prevención y respeto de los derechos humanos del niño.

Esta alianza nos permite reafirmar el compromiso de las empresas miembro que han invertido en la niñez. Trabajaremos los siguientes temas de los ODS:  fin de la pobreza, educación de calidad, el de igualdad de género, el de agua limpia y saneamiento, el de trabajo decente y crecimiento económico y el de reducción de las desigualdades.

Desde nuestros inicios, hemos demostrado que no estamos pensando en una visión cortoplacista, sino en una visión formada a través de valores y principios, y eso hemos trasladado a nuestras empresas que se materializan con sus proyectos y programas enfocados en la niñez, en la creación de empleos, en erradicar la pobreza y el trabajo infantil, en la educación y otros.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.