Por Jacobo Kattán, Presidente de la Junta directiva de Fundahrse

Señalaba Albert Einstein que en “las crisis nacen las inventivas, los descubrimientos y las grandes estrategias” a la vez que recomendaba “ que no pretendiéramos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”.

Honduras al final de la primera década del siglo 21 ha sido puesta a prueba en su modelo de sociedad. Si por un lado la institucionalidad superó la prueba mostrando la madurez de su sistema democrático por otro lado, su estructura económica pudo resistir los efectos de una severa crisis internacional agravada con una difícil coyuntura política.

El hecho de que Honduras sea la segunda economía más globalizada de América Latina contrasta con la realidad de sus indicadores de desarrollo humano al ocupar la posición 112 bastante alejada de Costa Rica ( 54 )y Panamá (60) e incluso de nuestro vecino El Salvador ( 106). Estos datos demuestran la enorme deuda social que el país todavía posee y que afecta a más del 70 por ciento de la población. Este es el mayor reto que afrontaremos en las siguientes décadas. Ignorarlos bajo las actuales circunstancias significa un alto riesgo para nuestra sociedad.

El sector privado ha mostrado sumo interés en desarrollar acciones más allá de la responsabilidad económica y en ese sentido ha acuerpado la idea de que la Responsabilidad Social Empresarial es una “visión de negocios que integra armónicamente a la estrategia empresarial, el respeto por los valores éticos, las personas, la comunidad y el medio ambiente”.

Con esta filosofía 71 empresas se han incorporado desde el año 2004 a la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial desde donde se han implementado acciones de educación a más de 3000 colaboradores y creado diferentes metodologías para realizar acciones de cambio en sus empresas socias y contribuido a desarrollar estrategias a nivel de la región centroamericana.

Este modelo empresarial ha permitido que la empresa privada hondureña además de posicionarse competitivamente a su vez haya incorporado importantes iniciativas en torno a la educación pre-escolar, educación financiera, a la cadena de reciclado de plástico de la cadena de proveedores o entre otros ejemplos dignos de imitar.

De izq. a der. Arturo Corrales, Rodrigo Albir, Presidente del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (CEHDES), Jacobo Kattán, Presidente de FUNDAHRSE, Amilcar Bulnes y Daniel Facussé, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores.

De izq. a der. Arturo Corrales, Coordinador del Plan de Nación Rodrigo Albir, Presidente del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (CEHDES), Jacobo Kattán, Presidente de FUNDAHRSE, Amilcar Bulnes, Presidente de COHEP y Daniel Facussé, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores

Apoyo y optimismo del gremio empresarial fue la respuesta a la presentación del Plan de Nación realizada por la comisión del gobierno electo en esta ciudad.

La reunión se dio para agregar la visión empresarial en los diferentes ejes temáticos de este proyecto, que sería la pauta de desarrollo para los próximos 28 años en Honduras.

Arturo Corrales, coordinador de la Comisión del Diálogo Nacional, expresó que la intención es convertir este documento en ley; el Congreso Nacional estaría resolviéndolo la próxima semana.

“En este plan no existe nada nuevo, pero luego de los acontecimientos políticos de 2009 la sociedad ha despertado. Por ende, buscamos que todos impulsemos la concreción de ese compromiso”.

El presidente electo Porfirio Lobo se reunió en diciembre de 2009 con representantes de diversos sectores para establecer cuál será la ruta para planear el desarrollo de Honduras en las próximas tres décadas.

El objetivo de esta nueva etapa de planeación del país es parte de la voluntad política de las nuevas autoridades electas y de las futuras junto a la sociedad civil y el empresariado, quienes se comprometieron a buscarle una solución a los problemas que aquejan a la sociedad.

El proyecto de país que comenzará Lobo llegará hasta 2038 y será ejecutado por siete Gobiernos.

Los lineamientos del plan estratégico son democracia, reducción de la pobreza, generación de activos, educación como principal medio de emancipación social, salud, recursos naturales, infraestructura productiva, estabilidad macroeconómica competitividad, sectores productivos, entre otros.

Los objetivos se amparan en 21 metas que contienen 58 indicadores económicos. Según Corrales, el proyecto se desarrollaría en dos etapas comprendidos por tres Gobiernos cada uno y el último ampliaría el mismo.

“Apoyaremos el Plan”

Jacobo Kattán, presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial, Fundahrse, manifestó que “la idea de presentar este plan a los empresarios sampedranos fue para que aportaran ideas, ya que sólo en Tegucigalpa suele socializarse”.

Amílcar Bulnes, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Cohep, indicó que “el plan es recopilación del trabajo profesional y técnico de muchas visiones y planes de país cuyo fin es ver cómo se puede aplicar en diferentes regiones de Honduras y añadirle el punto empresarial”.

Óscar Galeano, miembro del Cohep, dijo que “como empresarios estamos comprometidos a apoyar el plan porque fue un elemento que faltó en la administración anterior. La única diferencia de otros proyectos es la situación económica y política actual”.

La mayoría de empresarios coincidió en que si el Gobierno incluye ese plan debe tener un compromiso con la empresa privada; y la sociedad civil, por su parte, exigir que se implemente.

Contrario al empresario y ex alcalde sampedrano Roberto Larios Silva, quien apuntó que “para que se le dé apoyo al Gobierno deben decir quién manejará ese plan, porque los problemas de país no son fáciles de resolver”.

Jorge Faraj, presidente de la junta directiva de Banco Ficohsa, felicitó a la comisión por este Plan y agregó que “era una vergüenza que Honduras no tuviese uno”.

Recomendaciones
El Consejo Empresarial Hondureño para el Desarrollo Sostenible recomendó que como estrategia de país se deberán implementar en el corto, mediano y largo plazo: el desarrollo de instrumentos de estrategias y de política energética, la implementación de normas para la importación de equipos eficientes, es decir, considerar el establecimiento de estándares mínimos de calidad usando la certificación de laboratorios que ya tienen credibilidad internacional.

Otro consejo fue que se estimule el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas desde una estrategia de negocios donde las alianzas y cadenas productivas sean el marco para apoyarlas y hacerlas crecer, porque se menciona pero no aparece como una meta específica, aún cuando más de un millón de hondureños dependen de las Mipymes.

(Tomado de Diario La Prensa)

De izq. a der. Fernando Jaar, Ana Maria Rivera, Luis Larach y Lenin Palencia

De izq. a der. Fernando Jaar, Maria Antonia Rivera , Luis Larach y Lenin Palencia

La Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse), ofreció una conferencia a los socios de las Medianas y Pequeñas Industrias (MIPYMES), en la que resaltó que éste es un tema que compete a empresas de todo tamaño pues al aplicar sus métodos se beneficia a la sociedad y también a la empresa.

La actividad se desarrolló como parte de las acciones de campaña que ejecuta el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Luis Larach, en su propósito de reelegirse en el cargo.

La conferencia fue dictada por Mirna Rivera, ejecutiva de Fundahrse, quien explicó que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no debe asociarse únicamente a ayudas de empresas grandes a organizaciones filantrópicas, porque el tema va más allá de lo que muchos creen.

Mencionó que por ejemplo RSE es planificación, gobernabilidad empresarial y estrategias que deben aplicar las grandes, medianas y pequeñas empresas, tanto a nivel interno y externo para lograr mejores resultados.

MIPYMES

Luis Larach, presidente de la CCIC, dijo que les interesa conocer las necesidades, el criterio y las quejas de este sector, que es uno de los más importantes en la economía del país por lo que representan.

“No debemos olvidar que los grandes empleadores y el nervio y motor de la economía del país son las pequeñas y medianas empresas, que generan trabajo para el 80 por ciento de la masa laboral y también son el futuro porque una nación es fuerte cuando tiene una amplia base de MIPYMES y este ejemplo lo podemos ver en el propio Estados Unidos”, aseveró.

Empresarios de diversos rubros asistieron a la capacitación sobre Responsabilidad Social Empresarial.

Larach busca reelegirse en la presidencia de la CCIC, expres ó que en su nuevo periodo de dos años seguirá fortaleciendo las pequeñas y medianas empresas a través de seminarios y de otro tipo de ayuda para hacerlas más competitivas.

El presidente de la MIPYMES, José Fernández, dijo que desde hace algún tiempo persiguen el objetivo de certificar sus empresas para lograr una apertura del campo de acción tanto en el país como en el extranjero.

Propósitos
“El objetivo primordial de las MIPYMES es exportar sus productos a cualquier país del mundo en una mayor proporción, ya que en la actualidad sólo un tres por ciento de las medianas y pequeñas empresas lo hacen”: José Fernández, presidente de la MIPYMES.

Cifras

De 300 socios es la membresía que tienen las Medianas y Pequeñas Industrias, a pesar que en la ciudad existen alrededor de 25 mil MIPYMES, dijo José Fernández.

(Tomado de Diario El Tiempo)

Ahora los niños del Jardín tendrán un lugar donde preparar su merienda escolar!

Actualmente DIUNSA está apoyando en la construcción de la cocina del Jardín de Niños «Prof. José Arturo Fernández» en la ciudad de San Pedro Sula, este centro será equipado de los electrodomésticos necesarios para la preparación de la merienda. escolar de los niños.

Como una empresa socialmente responsable, DIUNSA se preocupa por la niñez apoyando no solamente en al construcción social y económica del país. Además DIUNSA se proyecta todos los años con la donación de juguetes a más de tres mil kínderes y escuelas primarias del país. Estas mismas se realizan durante la celebración del día del niño y navidad.

Proyectos actuales con los niños:

 • Apoyo con la construcción del Jardín de Niños.

 • Donaciones de juguetes a más de 3000 escuelas y kínderes del país.

 • Becas para los hijos de empleados en edad escolar.

 Exterior actual del Aula de Clases

 

Fundación del Jardín de Niños

 Tania Hernandez de  DIUNSA entregó a la Prof. Aura Fuentes la  donación  en Lempiras para iniciar la construcción.

La maestra y directora, Aura Etelvina Fuentes nos informo que el Jardín de niños fue fundado desde el año 2001 y que desde la fundación Ella ha estado al frente como directora y única maestra. Con esfuerzo y apoyo de instituciones educativas han logrado construir tres aulas, sin embargo actualmente solo tienen una en funcionamiento y que agradecen a DIUNSA por ayudar a cubrir algunas de las necesidades básicas del centro, como ser la construcción de la cocina para la preparación de la merienda escolar. El centro educativo a pesar que está inscrito en el ministerio de educación no recibe ninguna ayuda de tal ministerio.

Actualmente se atienden a 30 niños de edades de 4 a 5 años, estos niños son hijos en su mayoría de las empleados domesticas, vigilantes que laboran en la colonia, por ser una institución pública los padres de los niños no pagan colegiatura ni matricula. Para el próximo año se piensa atender más niños por las nuevas colonias que están haciendo cercano al lugar.

  •  admin
  •  
  • 0

La Cámara Oficial Española de Comercio en Honduras, Camacoes,  en conjunto con FUNDAHRSE desarrollaron la conferencia: Modelo de Gestión de la RSE para el éxito- Experiencias Reales.

Las empresas participantes fueron las españolas Mapfre, Grupo Editorial Santillana, y como representante de Honduras, Plásticos Vanguardia.

 

El  Embajador de España en Honduras, D. Ignacio Rupérez participó además en un desayuno con los representantes de las empresas miembros de FUNDAHRSE.

En representación del gobierno español participó como invitado especial el Embajador de España en Honduras, D. Ignacio Rupérez quién expresó que este tema es muy importante para emprender negocios en los tiempos modernos y que en España muchas empresas tienen fundamentada la gestión del negocio basados en este concepto, asimismo felicitó a los empresarios de la zona norte por su interés en la responsabilidad social empresarial.

Representantes de las empresas miembros de FUNDAHRSE durante el desayuno de negocios con el Embajador de España y la disertación del representante de MAPFRE

Jacobo Kattán, presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Empresarial, Fundahrse, comentó que la fundación quiere llevar este concepto y promoverlo en todo el país para contribuir al desarrollo económico y social de Honduras. Explicó que ser socialmente responsable implica manejar bien el negocio, entonces es un tema económico.

El expositor Julio Bresso, representante de Mapfre

El expositor Julio Bresso, representante de Mapfre, considerada la aseguradora más grande de España y aún de América Latina, presentó el tema “Responsabilidad social empresarial, más allá de la teoría”, en la que mostró cómo su modelo RSE, creado en España e implementado en sus operaciones de Latinoamérica, ha contribuido a su expansión y crecimiento mediante la adopción de prácticas de negocio basadas en una cultura de principios y valores que si bien da importancia a los resultados, la competitividad y la rentabilidad, complementa estos objetivos de negocio con una filosofía de cohesión social, ética y preocupación por el medio ambiente entre otros aspectos.

Juan José Díaz, gerente general de Plásticos Vanguardia, demostró durante su disertación la forma en que una empresa hondureña puede aplicar estos principios y lograr un sano crecimiento, no sólo económico, sino también en imagen.

Juan José Díaz, Gerente General de Plásticos Vanguardia

Alberto Polanco, representante del grupo Santillana afirmó que esta empresa comprende que la RSE es la integración voluntaria de las preocupaciones sociales a sus operaciones comerciales y las relaciones con sus grupos de interés. Cuestionó que algunas empresas entienden la RSE como algo moral  para responder a los problemas globales, pero muy pocas están conscientes que su supervivencia dependerá de su capacidad para resolverlos.

Alberto Polanco, representante del grupo Santillana