opsa

Colaboradores del Grupo Opsa llevaron alegría, diversión y regalos a más de 70 niños del proyecto Brazos de Jesús, quienes viven con sus familias en el crematorio municipal, en la aldea El Ocotillo.

Los pequeños recibieron obsequios y disfrutaron de una tarde de diversión junto con los voluntarios, quienes los llenaron de atenciones. El pastor de la iglesia Evangélica de Santidad, y promotor de la iniciativa, Carlos Humberto Mendoza, agradeció la ayuda de los colaboradores del Grupo Opsa.

El proyecto Brazos de Jesús brinda apoyo en educación desde kínder, preparatoria y primer grado, en unas instalaciones que les ha prestado la Financiera Odef en la colonia Cosmul en el sector El Ocotillo, a kilómetro y medio del crematorio. “La meta es gradualmente sumar un grado cada año, conforme los niños vayan creciendo”, dijo Mendoza.

Brazos de Jesús cuenta con un comedor infantil, donde los pequeños almuerzan todos los días, ya que es una normativa que tienen como organización. También reciben una merienda en horas de la tarde. Con frecuencia son sometidos a revisiones médicas.

El proyecto nació hace más de tres años cuando Mendoza y su familia hicieron una visita al crematorio y conocieron las necesidades que afrontan las personas que viven en ese lugar, quienes en su mayoría no saben leer ni escribir. “Una vez a la semana les llevábamos comida y en 2017 comenzamos con la escuela que está registrada en la secretaría de Educación”.

La jefa de Desarrollo Organizacional de Grupo Opsa, Carmen Sánchez, dijo que en la actividad participaron 18 voluntarios de la empresa. “Es una proyección de responsabilidad social, orientada al apoyo a la comunidad como organización y activar el voluntariado”, dijo.

La representante de la procesadora de carne Progcarne, Alexandra Tinoco, indicó que también se han sumado a la iniciativa que es importante para el crecimiento de los infantes que necesitan de una mejor calidad de vida. Progcarne donará, cada mes, carnes de los diferentes productos para el almuerzo y merienda de los pequeños, “ya que la nutrición y salud son necesarias para que se puedan formar bien y sacar el máximo provecho a la educación que se les está brindando”.

CCS Recursos humanos (29)-min

Voluntarios de Grupo OPSA junto a los niños de Brazos de Jesús