MYA Foto 1El rol de la mujer en la sociedad ha tenido muchos cambios constantes desde tiempos atrás en que se les permitió votar, la lucha por tener un papel tan importante como el del hombre ha incrementado. Es claro que las prioridades y necesidades para ambos son exigentes, que van desde el bienestar individual, la superación personal, el bienestar familiar, la seguridad y la tranquilidad.

La mujer tiene diferentes funciones que cumple diariamente, en promedio, las mujeres trabajan tres horas más que los hombres. Además, su principal búsqueda es la de la independencia económica, y, es que el empoderamiento de las mujeres es un papel clave para facilitar el desarrollo de los países más desfavorecidos.

Debido a esto, muchos sectores de la sociedad han identificado esta oportunidad, y las instituciones como bancos y cooperativas han abierto sus puertas a ofrecer servicios enfocados a ellas, porque se dan cuenta que incluir financieramente a las mujeres, apoyándolas en el desarrollo de sus negocios de emprendimiento es factible.

No podemos olvidar que actualmente vivimos en una era de innovación y lo vemos reflejado en los cambios dinámicos a nivel tecnológico, económico y social. Hemos podido experimentar que los negocios están más inclinados a centrarse en las necesidades de las personas y a adaptarse a sus posibilidades.

La mujer aporta una visión más humanitaria a cualquier trabajo que esté encargada, tiene mayor capacidad de escuchar a los demás y de atender varias tareas a la vez. Es una ventaja competitiva que por mucha capacitación que hayamos tenido, son habilidades que originalmente poseen ellas. Por ejemplo, en Manpower a nivel internacional el 43% de los gerentes generales son mujeres.

Existen otros temas también, que van de la mano con la mujer, como la maternidad, la cual no debe verse como un gasto, si no más bien debe verse como una oportunidad para verlas como personas y profesionales más maduras, porque ya fueron hijas, esposas y continúan esta etapa tan hermosa de ser madres.

Definitivamente que innovar con el empoderamiento de las mujeres en los negocios se convierte en un efecto multiplicador de crecimiento económico, que continúa teniendo resistencias pero que va avanzando a pasos agigantados cambiando la cultura de las empresas, fomentando la creatividad y la cooperación en los equipos de trabajo.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse