Bruce Burdett

Resolver las necesidades de la sociedad es la razón por la que existen muchas organizaciones y esto asegura su supervivencia, para ello utilizan diversos materiales, financieros y humanos, que combinados forman los productos o servicios que tenemos en el mercado.

A lo largo de esta transformación encontramos que la empresa tiene impactos tanto positivos como negativos en la sociedad. Por decir ejemplos de impactos positivos: generación de empleo y satisfacer necesidades de una comunidad. Como ejemplos negativos: perjurio del ambiente, abuso del uso de los recursos naturales como los árboles y el agua.

Pero, al final todas las organizaciones deben ser económicamente viable y sostenible, trabajar desde la base de la legalidad y desempeñarse de acuerdo al comportamiento ético que la sociedad espera.

Hoy en día lo que se considera socialmente responsable ha evolucionado, puesto que hay una exigencia hacia las empresas que se materializa en la identificación de acciones que minimicen los impactos negativos en nuestra cadena de valor y, ofrecer transparencia en lo que hacemos y los resultados de estos.

Por su parte, las necesidades de los clientes y los consumidores también ha evolucionado porque ahora tenemos ciudadanos empoderados de la información, por lo cual ya no es suficiente satisfacer una necesidad, es importante también dar a conocer de qué forma fue elaborado ese producto o ese servicio.

En estos tiempos de cambios, sobrevivirán aquellas organizaciones que sepan responder a las necesidades de la sociedad y esto actualmente solo se logra mediante la innovación de productos y servicios, innovación en los procesos y en el modelo de negocio.

La innovación además de diferenciarnos, la podemos ver como una herramienta de supervivencia.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.