Bruce BurdettLas empresas que ignoran las comunidades dentro de sus operaciones, ponen en riesgo la inversión que la organización tiene como tal. Las empresas que ponen primero las ganancias que las personas, pueden desatar gran desinterés e insatisfacción de parte de sus clientes y, ahora, con la ayuda de la tecnología, podrían haber muchos desacuerdos en redes sociales.

Las personas pueden abandonar la preferencia de nuestra marca, al momento que encuentren a una organización que esté centrada en dar un estilo de vida diferente a sus colaboradores y que a la vez, esté preocupada por sus clientes y por sus comunidades.

Uno de los mayores enemigos de las empresas son los altos índices de rotación de personal, pues aparte que no ofrece la mejor impresión es un índice que nos permite saber cuán saludable es la empresa en términos de satisfacción de personal y productividad.

Es importante que la empresa se humanice, más de ir atrás de las ganancias, debe estar consciente de que la empatía puede ofrecer un futuro más rentable y por lo tanto, más sostenible que permita dar mejores oportunidades para las personas que trabajan en ella.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse