Bruce Burdett

 

Uno de los grandes retos para las empresas es la retención de los colaboradores, éste reto ha sido por mucho años uno de los inconvenientes para mantener a los buenos profesionales, pues cada vez los trabajos se convierten en una “pasantía” y en otros casos un trampolín.

En recientes investigaciones, vemos cómo las generaciones van desarrollando capacidades más diferenciadas, unas más interesadas en ciertos temas que otros, y a esto le agregamos el factor que nos encontramos en una era digital.

Al parecer los Millenials son la generación que ha pasado de los aparatos análogos a los digitales, ellos han sido testigos de ese cambio excepcional, los que han tenido que adaptarse a todos ésos cambios y a tener dominio de la tecnología, impulsados a ser más creativos y a innovar.

Éstos también son considerados como la generación con conciencia ambiental y son personas preocupadas por ser agentes de cambio. Esta generación no busca el dinero, porque su principal objetivo es construir el mundo sostenible donde todos ganen.

Hay muchos profesionales que han logrado hacer un balance entre éstos cambios, pero su preferencia se inclina a trabajar en un negocio que esté consiente de estos tema también: sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

He ahí donde las empresas con un rol más social y ambiental tienen oportunidad de retener esta generación que representa en gran parte la fuerza laboral en el país, y que puedan potenciar sus habilidades para el mayor provecho de ésas capacidades que algunas veces solo necesitan un poco de apoyo y empoderamiento.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse