Bruce BurdettDesde que comenzamos este camino en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) hemos aprendido que esta herramienta estratégica no solo beneficia a la marca o nuestra organización, también beneficia a los colaboradores.

Y es que a los colaboradores no podemos verlos como simples estadísticas o números con los que cuenta la organización, ya no estamos en los tiempos donde eran empleados tratados como máquinas. Estamos en los tiempos donde los colaboradores tienen necesidades de ser parte de un equipo de trabajo, de crecer profesionalmente, de que sus derechos sean respetados.

Como organizaciones debemos preocuparnos por nuestros colaboradores como individuos, de manera genuina. Ahora escuchamos el término «salario emocional» que es tener un equilibrio con su vida personal y profesional, donde el bienestar del equipo de trabajo sea una prioridad.

Hoy en día, muchas personas buscan constantemente trabajar en una organización que tenga compormisos sociales y ambientales porque esto ofrece al colaborador más oprotunidades de tener un trabajo del que se sienta satisfecho, teniendo un impacto positivo en su entorno.

El pasado 6 de febrero, estuvimos presentes en la cena de premiación de Great Place To Work, en el que orgullosamente nos dimos cuenta que cinco de nuestras empresas miembro fueron reconocidas por ser una de las Mejores Empresas para Trabajar, éstas empresas fueron: Nestlé Hondureña, Cargill Honduras, Dinant, Grupo Karim´s y BAC Credomatic.

Con todo nuestra admiración felicitamos a estas empresas porque sabemos que con sus programas de RSE ejecutados han creado colaboradores más comprometidos con su empleo, con sus familias, con el ambiente, con todo su entorno. Asimismo, estamos seguros que grandes porcetajes de su recurso humano han sido formados como voluntarios, líderes y agentes de cambio que velan por el desarrollo sostenible de nuestro país.

Bruce Burdett, Presidente Fundahrse.