Con el apoyo de más de 100 voluntarios, HanesBrands implementa con éxito una jornada de renovación y mejora en cuatro centros escolares de las ciudades de Villanueva y Choloma en el Departamento de Cortés. El objetivo del programa es mejorar las condiciones en la infraestructura para que alumnos y docentes tengan una mejor experiencia educativa.

Las escuelas beneficiadas hacen parte de las apadrinadas por el Programa deDesarrollo Juvenil Comunitario, una alianza entre Hanes y la organización sin ánimo de lucro, Glasswing Internacional por medio de la cual empleados voluntarios participan como tutores en clubes extracurriculares en diversas materias, para que los estudiantes amplíen sus conocimientos y habilidades.

Para recibir las renovaciones en la infraestructura, estudiantes, educadores y padres de familia de las escuelas participaron en un concurso postulando sus propuestas y justificando como el Programa de Desarrollo Juvenil Comunitario han impactado su escuela.

En la escuela José Trinidad Cabañas de Choloma se acondicionó un rincón lúdico en el aula de primer grado, mientras que en la Marcelino Pineda López de esa misma ciudad, se pintaron tres murales, y se realizaron obras de mejora en áreas verdes y jardines.

Mientras que en Villanueva, los centros escolares José Trinidad Cabañas y Manuel Bonilla serán pintados en su totalidad con los colores institucionales. En esta última, también se pintaron los los barrotes y los juegos infantiles que se encuentran en los patios de recreo.

“Nuestro compromiso con la juventud de Choloma y Villanueva sigue firme, pues hemos visto los cambios positivos que este programa está teniendo en los jóvenes de estas dos comunidades quienes ahora tienen espacios renovados que les permiten un mejor proceso de enseñaza-aprendizaje, así como áreas apropiadas para su esparcimiento”, indicó Alejandro Caldera, Gerente de Responsabilidad Social de HanesBrands en Honduras.

Hanes opera en Honduras desde hace más de 27 años, y tiene en este país nueve plantas de ropa y costura para la fabricación de sostenes, ropa deportiva, camisetas, prendas en serigrafía y ropa bordada donde trabajan más de 10,000 hondureños, lo cual representa más del 15% de su fuerza laboral a nivel mundial.

Antes, mientras los colaboradores preparaban la pared de decoración.

Después, una vez terminada la decoración.